Purificación González de la Blanca: «OTAN promueve guerras contra países soberanos»

Purificación González de la Blanca es parte del Colectivo “Ojos para la paz” de España. De profesión abogada, y resi­dente en Cádiz, se ha convertido en poco tiempo en un referente en su país de las organizaciones que se oponen a la gue­rra y que cuestionan el “establishment”. Mientras las noticias entregan abundante información de los conflictos es necesario cuestionar la verdad oficial y buscar qué hay detrás de las noticias.

 

purificacion¿Cómo surge y por qué Ojos para la Paz?

El Colectivo Internacional Ojos para la Paz, se creó en julio de 2011, con el objetivo de tra­tar de ir a Libia para “ver” lo que ahí estaban haciendo la OTAN y la autodenominada “Co­munidad Internacional”, y contar la verdad, en medio de tanta mentira y de tanta manipulación mediática existente sobre Libia, de ahí el nom­bre de “Ojos para la Paz”. En ese año, cinco de nuestros compañeros viajaron a Libia, dentro de ellos, el periodista y director de cine Flavio Signore, que en medio de los bombardeos de la OTAN sobre Trípoli filmó un extraordina­rio documental, titulado “Libia Freedom, Mia, Mia”.

¿Nos puedes contar algo de ti, de tus motivaciones?

Por lo que respecta a mi persona, soy aboga­da, escritora, y cofundadora de distintas orga­nizaciones ecologistas, así como de Ojos para la Paz. En estos momentos mi dedicación casi absoluta es a Ojos para la Paz. ¿Motivos? La destrucción de Iraq y Libia, y conocer las de­claraciones del general de los EEUU, Wesley Clark, en las que explica que unos días después del 11-S le dijeron que había que atacar Iraq. ¿Iraq, por qué?, preguntó. La única respuesta fue: No solo Iraq, luego vienen, Libia, Siria, Líbano, Somalia, Yemen, Sudán e Irán.

Libia ha sido asaltada, arrasada, robada, con­virtiéndose en la puerta de entrada para el gran saqueo y reparto de África. Luego han conti­nuado con Mali, con República Centro Africa­na y con Níger. Al igual que hicieran las poten­cias colonizadoras del Siglo XIX (y que son las mismas) se reparten el mundo, asesinan a sus gentes, dividen países y trazan nuevas fronte­ras.

Desde el colectivo internacional Ojos para la Paz hemos puesto en marcha una Plataforma Global contra las Guerras, a la que se han ad­herido, entre otras personalidades de distintos países: el ex Secretario General de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza; el Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel; el Dr. Martín Almada, de Paraguay; el catedrático de economía y es­critor español José Luís Sampedro (reciente­mente fallecido); etc.

En diciembre de 2012 una misión de Ojos para la Paz ha viajado a Libia, entrevistándose con distintas personalidades y gente de a pie, víc­timas de la destrucción, de los bombardeos, de las torturas y asesinatos cometidos en ese país por la autodenominada “Comunidad Inter­nacional”, realizando informes de todas estas entrevistas. El país está arrasado y dos millones de libios han huido al exilio. Pero los medios de información, hoy de propaganda, de esto no nos cuentan nada. Entonces, no actuar es con­sentir.

¿Qué es la OTAN y que objetivos cumple actualmente?

La OTAN es el instrumento que viene utilizan­do esta banda armada internacional que han constituido las potencias coloniales, encabeza­das por EEUU, para promover guerras contra países soberanos, con la finalidad de llevar a cabo el saqueo y el pillaje de los recursos de los países agredidos. La OTAN fue creada con el objetivo de comba­tir a la URSS. Caída la URSS tenía que haber sido disuelta, pero, lejos de ello, inventó otro enemigo externo al que aferrar su existencia: el fundamentalismo islámico. A tal fin, de justifi­car sus guerras, EEUU creó a Al Qaeda. La es­trategia es introducir a esta organización terro­rista en los países, para desestabilizar, cometer atentados y asesinatos, e invadirlos luego con el pretexto de combatir el terrorismo.

En realidad el terreno se venía preparando desde hace muchas décadas (no hay más que ver las películas de Walt Disney, en las que “el malo” siempre tiene rasgos árabes).

La OTAN es la mayor traficante, compradora y utilizadora de armas que existe en el planeta, una plataforma indispensable para que EEUU y otros países den salida a su armamento, y el instrumento de agresión a los países que tienen en el objetivo.

¿Por qué España, con tanta cesantía, gasta dinero en bases militares?

España carece de criterios propios y se ha con­vertido en un lacayo de los EEUU, al igual que toda la Unión Europea. Esto es terrible por­que con el Partido Popular (la derecha pura y dura) el gobierno nos llevó a una guerra contra Iraq, y con el Partido Socialista la guerra ha sido contra Libia, además de imponernos el lla­mado “Escudo Antimisiles”, en la Base Naval de Rota (que traerá a la Bahía de Cádiz otros 4.000 marines, y numerosos barcos de guerra y bombarderos), para continuar con la conquista de África, iniciada con Libia.

Pero es que ahora, de nuevo con el Partido Po­pular en el poder, el gobierno de España está ayudando a la desestabilización de Siria, apo­yando a “la contra” (los llamados “rebeldes”, que sólo son mercenarios), a los que acaba de enviar 4.700.000 de euros, mientras los espa­ñoles se suicidan por no poder pagar las hipo­tecas de sus casas.

La perversión llega a tal extremo que la AE­CID (Agencia Española de Cooperación In­ternacional al Desarrollo) está siendo utilizada para desestabilizar y promover golpes de esta­do en países soberanos, habiendo cooperado -así lo dice en su memoria-, a través del Pro­grama Masar, en la desestabilización del Norte de África (Libia, Egipto) hasta Iraq.

Cuando financia a los denominados “rebeldes”, parte de los cuales, a través del Frente Al-Nus­ ra, son de Al-Qaeda, España está financiando el terrorismo. Por otra parte, el gobierno de España recorta en gastos sociales, y en educación y sanidad, pero los gastos del Ministerio de Defensa son los únicos que han elevado sus presupuestos en 2013 hasta los 32 mil millones de deuda pública en programas de armamento. No nos olvidemos que el Ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha sido hasta su nombramiento re­presentante de dos empresas de armamento.

Algunos medios dicen que hay dictadura en Siria ¿Qué es lo que pasa realmente?

Lo que pasa realmente en Siria es que están tratando de reproducir el esquema de lo que ya sucedió en Iraq y Libia: un gran complot inter­nacional para adueñarse de los recursos de esos países (petróleo y gas, entre otros).

En Siria hay un estado laico, respetuoso con los grupos étnicos y religiosos, ya que esa tie­rra es un crisol de culturas desde hace muchos siglos.

El pueblo sirio, unido a su gobierno y a su ejército, viene resistiendo heroicamente, des­de hace más de dos años, la embestida de los mercenarios, llamados rebeldes, que entrena, financia y arma la autodenominada Comunidad Internacional. ¿Cual es el problema de Siria? Que guarda en sus entrañas las segundas reservas mundiales de petróleo y probablemente las primeras o se­gundas de gas; que tiene territorios que Israel desea para ampliar su estado sionista; que tiene suelo por el que dar salida hacia el Mediterrá­neo a los gaseoductos y oleoductos por los que transportar esos combustibles que los “países democráticos” planean robar a varios países, tanto de Oriente Medio como de Asia; que es la plataforma desde la que saltar a Irán, tam­ bién en la hoja de ruta. Por eso planean atacar a Siria. Pero esto viene de lejos. Todo lo que está su­ cediendo (Afganistán, Iraq, Egipto, Libia, Lí­bano, Grecia, Siria, Gaza…) obedece a un plan diseñado en 1974 por el entonces Secretario de Estado de los EEUU, Henry Kissinger, en fun­ción de los intereses de la Reserva Federal de los EE.UU. (un lobby sionista que integra a las familias Rotschild, Rockefeller, Lehman Bro­thers, Warburg, Morgan, dueños del petróleo, de la banca, y de las armas), para, entre otras cosas, adueñarse de las riquezas y de los recur­sos naturales de los países del listado, llevar a cabo el trazado de nuevas fronteras, desestabi­lizar, abrir focos de conflicto, situarse estratégi­camente y crear el “Gran Israel” a costa de sus países vecinos.

El instrumento que utilizan para sus fines es el gobierno de los EEUU, con sus aliados, la Unión Europea, la OTAN, la ONU, el TPI, los medios de comunicación, consultoras, crea­doras de opinión, clubes, AI, Human Rights Watch, etc., a su servicio. Un gigantesco pulpo que se ha infiltrado hasta en los sectores de la izquierda. Cuatro presidentes de los EEUU que a lo largo de la historia no se doblegaron a los dictados de estos empresarios sionistas, fueron asesinados. El 24 de abril de 1974 el Congreso de los EE.UU. aprobó, como si se tratase de una ley, el conocido como Informe Kissinger: “Impli­caciones del crecimiento mundial para la se­guridad de los EEUU e intereses de ultramar”. A partir de ese momento los gobiernos de los EEUU están autorizados para invadir militar­mente países con recursos considerados estra­tégicos, como petróleo o el gas. El ejército de los EEUU sirve exclusivamente a esta finali­dad. Es lamentable que el gobierno de Siria, un gobierno de coalición en el que está represen­tada la oposición democrática (PCS, PSS, P. Baath y P. Nasserista), como resultado de unas elecciones celebradas el 7 de mayo de 2012, sea cuestionado por la banda armada que se au­todenomina “Comunidad Internacional”.

Uno se pregunta, ¿Son democráticos y respe­tuosos con los derechos humanos y la legali­dad quienes sostienen la Base de Guantánamo, practican la tortura, han instaurado los asesina­tos selectivos, últimamente con drones, decla­ran guerras ilegales ? ¿Alguien cree que estos países pueden dar lecciones de democracia a Siria? Pero, a través de unos medios que no son de co­municación sino de propaganda, y a través de la izquierda infiltrada, siempre cuestionan a los gobiernos de los países en el objetivo (Yugosla­via, Iraq, Libia, Siria…), acusándolos de no ser democráticos e inventando calumnias, como matanzas de población o armas de destrucción masiva. ¿Es también esto democrático?

A 40 años del golpe de estado en Chile ¿Qué mensaje enviaría al pueblo chileno?

El pueblo chileno abrió un camino revolucio­nario con Salvador Allende, que adoptó nume­rosas medidas sociales muy progresistas (sa­lud, educación, apoyo a la industria nacional, etc.) y defendió la soberanía de Chile frente a la injerencia, con la nacionalización de sectores estratégicos como las minas del cobre o la tele­fonía. Pero Allende se enfrentó a Milton Fried­man (la poderosa Escuela de Chicago) y al Go­bierno de los EEUU, que no podían permitir experimentos político-económicos que echaran por tierra sus teorías sobre el libre mercado, y mucho menos que estos “experimentos” per­judicaran a los propios intereses parasitarios norteamericanos.

Allende dio una lección al mundo al defender a Chile frente a la injerencia del Imperio, pa­gando incluso con su vida. Su figura se agran­da con el paso del tiempo, más aún en estos momentos de entreguismo a los dictados de los EEUU por parte de la Unión Europea y de Es­paña. El asedio a Chile conmocionó al mundo. Hoy sabemos que Chile fue el primer gran ex­perimento de los defensores del libre mercado, el primer “Iraq”.

Chile continúa siendo un referente en la histo­ria de la humanidad, una llama encendida que hay que alimentar para que no se apague.

Desde el colectivo internacional Ojos para la Paz, enviamos al pueblo chileno un mensaje de solidaridad, con nuestro agradecimiento por su heroica lucha que engrandeció al género huma­no. Y le expresamos nuestro deseo de que se mantenga viva la memoria, para que la historia no se olvide. Debemos unirnos en la lucha soli­daria contra la injerencia y por la Paz.

Sitio del Colectivo Internacional Ojos para la Paz www.ojosparalapaz.org

Se recomienda ver el documental: La Doctrina del Shock de Naomi Klein.

Pin It

Deja un comentario