Primer Seminario: El Virus y la Crisis del Capitalismo, Rumbo al Primer Encuentro de Comunicación Libre, 03 de junio 2020, Ponencia de Stella Calloni

PDF Ponencia Stella Calloni

¡Buenos días!

Agradezco muchísimo porque necesitamos precisamente hoy como nunca unirnos. Unirnos no sólo los latinoamericanos, también las poblaciones de los pueblos europeos necesitan de unidad para salir de la crisis a que han sido arrastrados también los pueblos africanos, es decir tenemos que hacer una especie de unión a nivel mundial, unión de esos pueblos en estas circunstancias. 

Yo quisiera recordar algo muy específico que la crisis del capitalismo era muy profunda antes de la epidemia, ya estaba en una crisis, como ha dicho Noam Chomsky, linguista norteamericano, en estas últimas horas: nunca ha sido tan arrastrada al precipicio, Estados Unidos está cayendo al precipicio. Y, entonces, quizás, el símbolo de esto que estaba sucediendo que también la decadencia imperial, no sólo está el problema de la crisis sino una enorme decadencia que se expresa a través del rostro que hoy tiene esa decadencia que es el presidente de EEUU Donald Trump. 

Está clarísimo, es visible además para todos, que con la precipitación de la crisis aparecen figuras como, yo no sé como llamarle, pero de un fascismo tan primitivo y muy brutal, este como son dos rostros, uno en EEUU y otro en América Latina, que es Jair Bolsonaro de Brasil que claramente expresan en sus conductas, en sus rostros, el momento de una enorme decadencia imperial. Esta crisis, la pandemia, por supuesto, acelera la crisis. La pandemia, nos ha hecho aparecer la verdadera realidad de cada uno de nuestros países. Nos mostró el problema del neoliberalismo, el neoliberalismo que lo hemos visto aplicado en Europa. 

Bueno, en América Latina, muy pocos recuerdan que este modelo que quisieron imponer en los años 90 fue rechazado en las calles y las carreteras de América Latina por una emergencia de movimientos sociales que, incluso sorprendieron mucho porque estos movimientos sociales fueron el surgimiento de todo un aparato de resistencia de América Latina que viene desde fines del siglo XIX hasta hoy, es decir lo que ha expresado también es el desmantelamiento de los Estados Nacionales.

Esto lo hemos visto, está desapareciendo el Estado de Bienestar en Europa arrastrados a una aventura brutal que significaron los primeros genocidios de este siglo XXI, las guerras coloniales en el norte de África, en Asia, en el Medio Oriente. Y esas guerras coloniales ya nos estaban mostrando primero el poder de EEUU en un avance sobre Europa de una manera muy brutal a tal punto de que Europa se compromete en esa Guerra es quien tiene que pagar las armas que se van a gastar en esta guerra coloniales y lo cual compromete las economías europeas y comienza a desaparecer el Estado de Bienestar. 

Además de la crisis económica se advierte, por ejemplo, en todos EEUU, en Europa, en todas esas partes, como se fueron desmantelando todo lo que era no sólo el Estado de Bienestar, entre esos, el tema de la salud pública que prácticamente fue sacada de todos los lugares, de todos los países. El desastre de la salud pública en todos los países es visible, la inexistencia de la salud pública. En cambio todavía nosotros en América Latina, habíamos logrado, en los últimos años, un avance en esta situación. Pero también, hay que decir otra cosa, esta crisis del capitalismo, que ahonda la pandemia, se produce esta pandemia en el momento en que el mundo ha vuelto a recuperar un equilibrio porque ya no funciona el unilateralismo, volvió al mundo nuevamente con la aparición de potencias como China, como la Federación Rusa, sobretodo países fuertes, India, otros, Corea del Norte, etc.

Ahí estamos viendo nosotros otro elemento importante para ubicarnos en esta crisis del capitalismo y con este elemento importante, claro, todas las contradicciones que va generando en su crisis en su largarse al precipicio como dice Noam Chomsky, todo lo que va generando esto, por supuesto, va llenando de contradicciones al mundo entero van apareciendo contradicciones en todas partes. Estas contradicciones son visibles, eran invisibles en otros tiempos, ahora son visibles, la realidad de repente, esta realidad brutal de una crisis siempre arrastra consigo todo lo que estaba escondido debajo de la alfombra empieza a aparecer. La pandemia nos hace aparecer, precisamente, la debilidad en los países más importantes para contener y para enfrentar la pandemia y, sin embargo, había una esperanza en muchos sectores de la sociedad internacional de que esta crisis, al poner en evidencia la tragédia de un mundo desigual injusto, terriblemente injusto, puede hacer reverdecer toda una nueva situación, no va ser nada lo mismo como se dice. 

Pero tenemos que tener en cuenta que aquí aparecen esos sectores financieros que están trabajando activamente y, incluso en este momento, nosotros vamos viendo cómo se benefician con la crisis Amazon, tantos otros. Se benefician ellos, pero se benefician también algunos sectores financieros que están trabajando para ver como a la salida de esto pueden remontar. Pero, realmente, nosotros sabemos que esta remontada que pueden tener va ser artificial porque no se han corregido ninguno de los elementos que se han llevado a la crisis antes de la pandemia. O sea, sí hay una crisis, pero también una gran decadencia del imperio. 

Eso cómo nos afecta a nosotros en América Latina. En estos tiempos, esta pandemia nos encuentra a nosotros en un momento en que EEUU prácticamente está en un proyecto geoestratégico de recolonización de América Latina. Cómo se realiza este proyecto de recolonización a través de una guerra que podremos llamarle híbrida o lo que sea, pero es una guerra contrainsurgente contra nuestros países con lo cual no sólo no dejaron de producirse nuevos golpes de Estado en este período histórico, nosotros recordemos que en el 2002 con el golpe a Venezuela, primer golpe del siglo, prácticamente este golpe en Venezuela que por primera vez en la historia fue rechazado en menos de 70 horas, casi un poquito más de 48 horas, con una población en la calle y por la presencia de unas fuerzas armadas que se comprometen con la población en este caso. 

Esto cambia un poco el panorama, pero el ejercicio que estaban llevando adelante de la reapropiación para controlar el sur como lo establece en el documento de Santa Fe 4, precisamente, que nadie debe olvidar que este documento comienza con un párrafo de la doctrina Monroe. Es decir que nos estaban aplicando, en pleno siglo XXI, la doctrina Monroe de 1823, prácticamente, “América para los Americanos”. ¿Esto qué suponía para nosotros? y suponía lo que estaba sucediendo esta guerra contrainsurgente que se expresaba con una gran guerra psicológica, que nosotros sabemos, a eso que le llamamos la gran concentración de los medios masivos de comunicación porque durante el neoliberalismo si algo pudo hacer EEUU en este momento es la apropiación de casi todos los medios masivos de comunicación en el mundo. 

Desaparecieron las agencias europeas como, las agencias que podían comprender más la situación de países dependientes porque esto también, la crisis de EEUU, por supuesto, nos arrastra. A quiénes arrastran, a los países más dependientes, y nosotros somos los países más dependientes. En América Latina, la mayor parte de los países, por eso el proyecto de integración de América Latina era un proyecto primero emancipatorio, emancipatorio para lo que se llamaba una segunda y definitiva independencia. Ese proyecto fue truncado, pero el caso de Bolivia, en los últimos tiempos, nos mostró como un país que había logrado desarrollarse con sus propios elementos, como dice el expresidente de Bolivia, el expresidente derrocado, Evo Morales, nosotros sin embajada de los EEUU, sin el fondo monetario, sin nada, pudimos hacer un desarrollo en Bolivia que había puesto ese país por primera vez en la historia como el que menos problemas tenía, sí, perfecto. Tenía una economía floreciendo, todo eso que en EEUU no existía. 

Bolívia era como el modelo resistente de este momento en América Latina. Entonces, cuál es la situación que tenemos nosotros. Nosotros tenemos un Estado imperial en decadencia total, la metrópoli colonial, diríamos nosotros, para estar en terminos que nunca nos gustaron mucho en América Latina hablar del colonialismo que culturalmente ha avanzado muchísimo en esos años. Entonces, nosotros tenemos una América latina en otro proceso histórico, en un proceso histórico de resistencia y mostrando que en los países donde el Estado Nacional no fue destruido o fue semidestruido y se puede recuperar teníamos muchísimas más defensa frente al esquema de la pandemia. 

Hay muchísimo que hablar de esto pero yo lo que quiero significar es que esta crisis del capitalismo, no solamente la crisis del capitalismo, sino la decadencia, la decadencia imperial marcada por un período histórico donde nuevamente el gran sueño de 1992 se expresara tan claramente por Wolfowitz cuando decía que iba, prácticamente, que EEUU tenía el momento único en su vida, la única potencia importante que iba praticamente imponerse una gobernanza global, iban a llevar el estilo de democracia al mundo entero y, inclusive, ya estaba prevista, prácticamente, la destrucción de la Unión Europea porque ellos planteaban que donde surgiera otro bloque que pudiera ser, diríamos competitivo para EEUU, como era la Unión Europea, ellos los iban a convencer de que con Estados Unidos con las fuerzas militares, toda la seguridad iba quedar de parte de EEUU que ellos no necesitaban hacer nada y, simplemente, en un estado de dependencia que es lo que estamos viendo en Europa. 

Es decir, Europa ya ha dejado y en esto momento quizás la crisis, y con eso voy a cerrar, quizás la crisis que se originó de la pandemia, la crisis que ya vea exactamente que si no reacciona Europa en este momento va ser arrastrada brutalmente a esta crisis del capitalismo que está como sin salida. Primero porque no es que creemos que termina la pandemia y cae, el imperio desaparece, no es así, pero los restos de este imperio son muy pocos y, sobretodo, porque la presencia de los fundamentalistas, porque son fundamentalistas, primero fundamentalistas mediocres, no tienen mucho que ver con los tanques pensantes que habían hecho otro proyecto de tomarse América Latina, pero más suavemente. Entonces, con esos fundamentalistas se han acelerado todos los procesos y ahí está el nudo gordiano del imperio en decadencia. 

Entonces nosotros tenemos que prepararnos para este momento, y ¿qué es lo que tenemos que hacer? Recuperar nuestra Unidad en América Latina, la Unidad de los Pueblos, rápidamente, porque estamos viendo cómo en estos días, se ocupa Colombia, porque van por Venezuela, pero ocupan en Colombia. Entonces estamos con un proceso de militarización que también comienza a romperse todo el proceso. Todo lo que es la política de los EEUU hacia América Latina para definitivamente volver a retomar con una presencia en este caso colonial muy fuerte como el último recurso que tiene EEUU. 

Somos los últimos recursos, y somos países muy ricos con poblaciones muy pobres. O sea, ahora viene otro momento histórico al que nosotros tenemos que aportar a este momento histórico que viene desde allá No podremos esperar que acabe la pandemia y a ver como, ¡no! Este es el momento, por eso estos encuentros que estamos haciendo donde cada uno puede reflexionar y cada uno dar su pequeña parte y ser parte de todo este proyecto que nos lleva a enfrentar otro período histórico muy importante si nosotros entendemos de qué se trata la situación.


Transcripción: Olga Pinheiro, Revista El Derecho de Vivir en Paz, www.derechoalapaz.com

Por Editor

Deja una respuesta

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com