Martín Almada: «EEUU cree tener la voluntad de Dios»

foro almadaHace 20 años que hemos encon­trado en Asunción tres toneladas de documentos de la policía secreta de Stroessner, los llamados archivos del terror y que la prensa llamó archivos de la operación Cóndor. Eran docu­mentos que comprometían al gobier­no paraguayo. Eran documentos, des­de los años 1929 hasta 1989, sobre la conexión con los nazis en el Paraguay, tráfico de armas, y una gran parte de la operación Cóndor, que fue el pacto criminal entre los gobiernos de Argen­tina, Brasil, Bolivia, Chile, Uruguay y Paraguay que dejó más de 100 mil víctimas en la región.

Quiénes fueron las víctimas de la operación Cóndor; fueron dirigentes sindicales, estudiantes, profesores, religiosos, religiosas, artistas, abogados, médicos, intelectuales. La clase pensante de América Latina se tronchó del 75 al 85 y ahí está la operación Cóndor. Encontramos el acta de nacimiento del Cóndor que nació aquí, en Santiago de Chile, en no­viembre de 1975.

Nosotros sabemos de una dictadura de 60 años por eso la segunda piel del paraguayo es el miedo y teníamos mucho miedo que venga el ejército o la policía a recuperar sus documentos y nos sentíamos muy solos.

Aparece la cuarta flota norteamericana, entre el 23, 24, 25 de diciembre del 92, y parece que se limpió bastante el archivo del Paraguay. Nosotros, entonces, tuvimos miedo que viniera el ejército o la policía. En ese momento aparece una personalidad chilena que está presente aquí y a quien rindo homenaje porque ella expresó su solidaridad, su apoyo a nuestra lucha. Me refiero a Paz Rojas, un aplauso para ella.

A mi me pidieron que hable del golpe de Estado en Paraguay pero quiero que me permitan ustedes hacer una breve referencia al contexto histórico de los golpes de Estado en América Latina, se trata de una cuestión religiosa.

Para entender el sistemático empleo de la fuerza norteamericana desde su nacimiento como país, hasta la fecha, hay que conocer su historia. Los primeros colonos llegados a norteamérica fueron los ingleses puritanos y protestantes. La falsa moral, según la historia, comienza en 1630 cuando una ministra puritana escribió esta frase: “ninguna nación tiene derecho a expulsar a otra sino por un designio especial del cielo como el que tuvieron los israelitas”.

Fue así, con fundamentos religiosos, que se legalizaron posteriormente los golpes de Estado y el sometimiento. Los norteamericanos se sentían como la raza superior en materia moral y religiosa. Ellos leen la biblia, luego aparecerá Hitler con su teoría de la raza superior vía sanguínea.

La doctrina Monroe, enunciada en 1823 por el presidente James Monroe, “América para los americanos”, es decir América para los norteamericanos, fue el fundamento geopolítico de intervención armada al sur del Río Grande.

Por voluntad de Dios quieren hacer el mundo a semejanza de los Estados Unidos de América promoviendo supuestamente la democracia en el mundo entero. Los éxitos en la primera y segunda guerra mundial le dio la razón a Estados Unidos que estaba bendecido por Dios, era un país predestinado, pero fue grande el golpe moral que recibieron al ser derrotados en Vietnam en 1975.

Parece que Dios los abandonó, fue la primera derrota bélica en el conflicto más sanguinario después de la primera y segunda guerra mundial. Muy fuerte fue el sentimiento de la derrota que provocó en todo el país el síndrome del Vietnam. Preparativo para el golpe de Estado, la creación de la Escuela de las Américas, en la zona del canal de Panamá, donde fueron formados cerca de 80 mil oficiales latinoamericanos especiali­zados en lucha antisubversiva o sea golpistas.

Yo fui torturado por ellos, pero yo no hice ningún curso para ser torturado, pero mis tortura-dores fueron formados en la Escuela de las Américas. Actualmente, esta funciona en el fuerte Benning, en el estado de Georgia, y los propios americanos están pidiendo su cierre y a la cabeza de esta lucha un sacerdote, Roy Bourgeois, que Benedicto XVI excomulgó y lo echó de la iglesia.

También hay que recordar el plan Camelot. Para los chilenos el plan Camelot, ha pedido del Pentágono, la Universidad Americana de Washington preparó una investigación a partir de un cuestionario muy preciso. Fue el mal uso de las ciencias sociales al servicio de la política que mata a la gente.

El plan Camelot del Pentágono fue de espionaje y vigilancia en América Latina con el propó­sito de predecir crisis políticas con el apoyo de ONG y universidades norteamericanas.

Para esto se contrató científicos sociales en los años 64/65 para evaluar las causas subyacentes de rebeliones sociales a fin de evitar el derrocamiento de gobiernos amigos de los Estados Unidos.

El plan Camelot se aplicó en Chile en la época de Eduardo Frei y fue un fracaso, pero luego se aplicó en Paraguay y en Paraguay fue un éxito total. Después está la Conferencia de Ejércitos Americanos, creada el 8 de agosto de 1960, en el fuerte Amador, en la zona del canal de Panamá, para neutralizar la triunfante revolución cu­bana. Se trata de un foro de comandantes del ejército cuyo supuesto objetivo era estudiar los pro­blemas militares, mejor entendimiento, intercambio y formación, defensa de la democracia, la paz, etc.

Esta conferencia es la que en este momento está dirigiendo el Cóndor Dos. Hemos encontrado en Paraguay un documento secreto militar paraguayo donde un coronel militar paraguayo lite­ralmente le dice a un coronel ecuatoriano “aquí le mando la lista de los subversivos paraguayos correspondiente al primer semestre del año para que usted elabore la lista de los subversivos de América Latina”, año 1997.

Trajimos al coronel ante la justicia, y el coronel, los militares paraguayos no se distinguen por sus luces sino por sus sombras, y este hombre comenzó a hablar, se asusto parece, y le cuenta al juez que ya se había reunido en el año 95 en Chile, en Argentina en Bariloche y que ahí estaba Pinochet y Pinochet se dirigió a los militares de América Latina y les dijo a los militares “cuidado con la democracia, detrás de la democracia están los comunistas”, año 95.

 

Seguimos los pasos, las huellas y se reúne efectivamente en Quito año 97 y después esta con­ferencia se reunió aquí en Chile en el año 2001 y quién les dio la bienvenida a estos militares golpistas era el presidente chileno Ricardo Lagos. Actualmente, esa conferencia golpista está a cargo de militares mexicanos y el año que viene estará a cargo de militares colombianos.

Ahora voy a hablar de Paraguay. Qué pasó en Paraguay. Después de 60 años de dictadura militar fascista donde nuestro presidente Stroessner fue declarado por Nixon el campeón an­ticomunista. En Paraguay después de 60 años tuvimos un gobierno del obispo Fernando Lugo, un obispo muy especial, con muchas virtudes y muchos defectos, se cuenta que tiene muchos hijos, hasta ahora no se sabe, pero eso es secundario; lo fundamental es que este gobierno de Lugo dijo no a la instalación de bases militares en Paraguay, dijo no a una empresa canadiense Río Tinto que quería instalar una explotación minera de aluminio, dijo no a Monsanto, a Deltapine en la producción de semillas transgénicas.

lugo¿Cuál fue el problema de Lugo?, que llego al poder con una alianza con la derecha y sabemos por la historia, que tarde o temprano, la derecha triunfa y la izquierda se debilita. Lugo tenía miedo y hacía concesiones y se alejó de las bases. Una vez el vicepresidente se reúne en la embajada norteamerica­na en Asunción con la embajadora y conspiran abiertamente y el minis­tro de defensa del Paraguay protes­ta porque se reúnen en la embajada norteamericana a conspirar, sobre todo el ejército que estaba diciendo no a la instalación de bases militares en Paraguay.

La embajada presiona, amenaza, y consigue que el parlamento eche al ministro de defensa de Paraguay y ahí se notó la debilidad de Lugo, la flojedad de Lugo, al hacer esa conce­sión a la embajada norteamericana.

Durante la dictadura, el gobierno mi­litar distribuyó tierras a todos los militares. Los militares paraguayos eran ganaderos, la mayoría hasta ahora eran grandes terratenientes, la burguesía nacional tra­baja con las grandes multinacionales estrechamente y Lugo cometió el delito de fortalecer el movimiento de la teología de la liberación según la derecha.

Lugo apoyó la creación de UNASUR, MERCOSUR, CELAC y se relaciona con el movi­miento bolivariano, y eso molestó a la derecha reaccionaria, fascista y esto aceleró el golpe, y llegó el día del golpe.

El día del golpe unos campesinos van y ocupan una tierra del Estado, interviene la policía, y se produce una supuesta pelea entre campesinos y policías, mueren 7 policías y 11 campesinos.

Los campesinos tenían flechas, matagatos y la policía tenía chalecos antibalas y todos los que tenían chalecos antibalas se murieron y el parlamento dice que fueron asesinados por los cam­pesinos pero no se contó que había un helicóptero arriba, un helicóptero encargado de liquidar a campesinos y a policías.

Entonces se arma un teatro, una parodia, en donde Lugo fue sometido a un juicio político y sale un diputado que dice “no necesitamos presentar pruebas porque las pruebas están en las publicaciones de los diarios”.

Nosotros estábamos en la calle esperando a Lugo, Lugo tenía un gran apoyo internacional­mente. Lugo tenía el apoyo del ejército, Lugo tenía el apoyo del pueblo y estaba en el palacio temblando.

Le dijimos que salga, que hable, que no renuncie, y Lugo dijo no quiero que se repita en Pa­raguay lo que pasó en Chile, lo que le pasó a Allende o sea fue una debilidad de él en aceptar la destitución.

Si nosotros comparamos el golpe de Estado de Paraguay y el de Honduras, en Honduras la intervención militar tenía olor a pólvora, en Paraguay no hubo intervención militar, fue la in­tervención primera vez en la historia de Paraguay donde la derecha golpea sin violencia y echa al gobierno vía parlamentaria.

Es esta situación la que estamos viviendo hoy. Dentro de una semana asume la presidencia una persona del mismo signo de la dictadura stroessnerista. Hoy estamos viviendo nosotros un retroceso muy grande, un anticomunismo feroz.

Yo soy abogado de campesinos inocentes, acusados de terroristas, y porque yo soy abogado de estos campesinos también yo soy terrorista y voy a la cárcel y me maltratan también y mu­rieron efectivamente 7 policías y 11 campesinos y el parlamento se pronuncia, pero tres años antes un supermercado de un super millonario se quemó y murieron cerca de 500 personas, era el supermercado más grande de Paraguay y el parlamento no se pronunció.

Hubo un incendio donde murieron 500 personas, en el supermercado Ycuá Bolaños, y en vez de abrir las puertas y las ventanas, el dueño ordenó que se cierren para que no haya robos. No hay un solo preso en Paraguay y murieron 500 personas, una indiferencia total de la burguesía y del parlamento; pero murieron 11 campesinos y 7 policías pero reaccionan e inician este juicio a Lugo. Lugo dentro de 8 días va a ser senador, senador con un grupo, seguramente va a tener 7 u 8 parlamentarios porque cuando Lugo está en el poder tenía 1 ó 2 senadores; minoría absoluta.

Termino diciendo que hoy se habla de instalación de bases militares no solamente Mariscal Estigarribia en Paraguay, sino que quieren poner otra base militar cerca del Brasil porque Brasil molesta, es un país emergente que molesta. Hoy estamos en manos de las multinacio­ nales y hoy Paraguay envía sus jóvenes oficiales a la Escuela de las Américas que está en el Fuerte Benning donde también Chile envía, pero la situación chilena es peor que la paraguaya porque los paraguayos envíamos oficiales y en la época del gobierno de Michelle Bachelet no solamente se envió oficiales sino que estudiantes de la academia militar. En fin, la situación nuestra es de retroceso total, tenemos miedo que nuestros archivos se pierdan. No sabemos qué puede ocurrir con nuestros archivos; las pruebas contundentes que ellos están metidos en los crímenes de lesa humanidad en América Latina que sigan impunes.

Gracias.

Ponencia de Martín Almada, Premio Nobel Alternativo en el Foro: Golpes de Estado en América Latina y Derechos Humanos.

Pin It

Deja un comentario