Secretario General de la ONU
António Guterres

Nuestro mundo se enfrenta a un enemigo común: el COVID-19. Este virus no entiende de nacionalidad ni de etnia, facción o fe. Ataca a todos, sin tregua.

Mientras tanto, los conflictos armados continúan en todo el mundo.

Los más vulnerables —las mujeres y los niños, las personas con discapacidad, las personas marginadas y desplazadas —pagan el precio más elevado. También son quienes tienen un mayor riesgo de sufrir devastadoras pérdidas por el COVID-19.

No olvidemos que en los países devastados por la guerra ha habido un colapso de los sistemas de salud.

Los profesionales de la salud, ya escasos, han sido con frecuencia atacados. Los refugiados y otras personas desplazadas por conflictos violentos son doblemente vulnerables. La agresividad del virus ilustra la locura de la guerra.

Por eso, hoy pido un alto al fuego mundial inmediato en todos los rincones del mundo.

– Secretario General de la ONU
António Guterres

Por Editor

Deja una respuesta

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com