Es Premio Nobel de la Paz y un enorme luchador por los derechos humanos, pero también un pensador lúcido y valiente. Algo tan necesario para este difícil momento en que la crisis civilizatoria pone al mundo contra las cuerdas. Desde su militancia más consecuente al servicio de los pueblos, Pérez Esquivel integra con Norita Cortiñas y numerosas personalidades la Autoconvocatoria por la Auditoría y la Suspensión del pago de la deuda ilegítima y odiosa que afronta el país. También, desde ese puesto de combate ambos estarán el 13 de julio celebrando un Juicio Ético a la deuda y al FMI. Con Pérez Esquivel hablamos y disfrutamos de sus enseñanzas y su coherencia.

-Adolfo, contanos el motivo de esta carta que desde la Autoconvocatoria por la realización de una Auditoría y la suspensión del pago de la deuda externa ha dirigido al Presidente Alberto Fernández y también al Presidente del Banco Central.

-Esto no es un pedido nuevo, lleva más de 30 años, cuando lo planteara en su momento Alejandro Olmos. Desde ese tiempo se venía trabajando sobre la ilegitimidad de la deuda y pidiendo una investigación. Hasta ahora, ninguno de los gobiernos se decidió a hacer una auditoria, las razones las desconozco. Pero hubo un juicio, realizado por el Juez (Jorge) Ballestero, donde dice que la deuda es ilegítima, es impagable. Sin embargo todos los gobiernos trataron de negociar la deuda, y esto es grave.

Al gobierno actual le exigimos lo mismo, de hacer una auditoría para determinar la deuda legítima de la ilegítima. Lo legítimo hay que pagarlo y lo ilegítimo no se puede pagar. En América Latina, el único que tomó esa decisión, de hacer una auditoría fue Ecuador. El resto de los países guardaron silencio sobre esto. El presidente de Ecuador (Rafael Correa) decidió hacerla y la realizó, encabezando ese grupo, Alejandro Olmos Gaona, el hijo de Alejandro Olmos. Hoy estamos en esta situación, es como planteaba Eduardo Galeano: “más pagamos, más debemos y menos tenemos”. Son los nuevos mecanismos y forma de esclavitud y de sometimiento de los pueblos. Y los países latinoamericanos, incluso aquellos países que en aquellos momentos tenían gobiernos progresistas no se decidieron a hacer una auditoria y un frente común latinoamericano para el no pago de la deuda. El no pago ilegítimo de la deuda. Ninguno de los países lo asumió. Te podría hablar de Lula, de Ecuador, de Venezuela.

La visión de Fidel

Quien plantea esto del no pago de la deuda fue Fidel en la Habana cuando convoca a gente de distintos pensamientos políticos, incluso de derecha, para analizar qué pasa con la deuda externa. Y ahí se plantea también el jubileo que está en los libros sagrados, no en el Antiguo Testamento, que dice que cada cincuenta años no hay que pagar más las deudas y hay que comenzar otra vez de cero. Pero en la época actual, donde el capital financiero domina el escenario mundial no quieren saber nada. El capitalismo, el neoliberalismo lo único que quieren es cobrar. Privilegian el capital financiero sobre la vida de los pueblos. Y creo que esto nos está llevando a esta situación, porque el pago de la deuda trae como arrastre la pobreza, la miseria, la falta de desarrollo de los pueblos.

La deuda con los pueblos

Hay una deuda que es mucho mas importante que es la deuda interna, la deuda con los pueblos. Es decir, los pueblos lo que necesitan es tener los medios y recursos para su vida y su desarrollo. Creo que estamos frente a modelos totalmente opuestos y el capitalismo no se va a humanizar. No hay forma de humanizar el capitalismo. Primero, porque el capitalismo nació sin corazón, sin sentimiento, no le interesa la vida de los pueblos. El gobierno actual de Alberto Fernández, está siendo sometido a fuerte presiones para que pague, sin tener en cuenta la situación que vive la humanidad y que vive nuestro país, la Argentina. No les interesa ni el coronavirus, ni la grave situación, la debacle económica que hoy tiene el mundo, porque ellos son los que quieren mantener el poder y el sometimiento de los pueblos. Y para eso hay qué hacer. Porque hay informes de la Comisión Interamericana que ha recomendado a todos los Estados miembros que consideren suspender el pago de las deudas, porque hay que privilegiar la vida. El Presidente Alberto Fernández, lo dijo con mucha claridad, una economía se puede resolver, se puede ver cómo enfrentarla pero la vida no. Y hay que poner todo el esfuerzo en proteger la vida, y no cualquier forma de vida, no sobrevivir, sino vivir. Y ese vivir es fundamental

-Este gobierno enuncia ese planteo, el de la vida sobre la economía, pero por otro lado nos sorprende con el tema de que sigue pagando la deuda en este momento, precisamente, en este momento. Mucha gente dice, en los barrios humildes, principalmente, donde hay hambre, donde la pandemia es el hambre, “¿pero por qué paga la deuda si ese dinero lo podría destinar a tratar de morigerar esta situación tan difícil que estamos viviendo?»

-Hay varios tipos de pandemia, esta pandemia de coronavirus, que no va ser fácil desterrarla, pero también está la pandemia del miedo. La pandemia del miedo ha atacado a muchos gobiernos, que piensan que si no pagan, si no hay negociaciones van a venir los juicios. Porque por ejemplo, Macri condicionó los créditos estos de la deuda a los Tribunales en Estados Unidos. Jamás ganamos un solo juicio en los Tribunales en Estados Unidos. Porque los Tribunales están sometidos a esta pandemia de la dominación. Hay países que dicen no, tenemos que negociar, tenemos que ver, tenemos que ser aliados con Estados unidos. Mirá: Estados Unidos no tiene aliados. No tiene amigos., Lo único que tiene Estados Unidos, son los intereses económicos. Lo podemos ver históricamente, que en ningún momento Estados Unidos respetó países. Es decir, sometieron países a Estados Unidos y trabajaron para Estados Unidos. Te voy a dar un ejemplo durante la dictadura. La dictadura quería estar de acuerdo con la política de Estados Unidos y se transformó en el gendarme, porque la política de desaparición de personas, los métodos de desaparición de personas y de niños, fueron todos instrumentados a través de la doctrina de la seguridad nacional de las academias militares de los Estados Unidos. Cuando Galtieri va a Estados Unidos y se decide tomar las Islas Malvinas, esperando que los Estados Unidos lo ayuden, en un momento Galtieri dice: “nos han traicionado”. ¿Quién lo ha traicionado? Se ha traicionado a sí mismo, esperando que los Estados unidos y el TIAR (Tratado de Ayuda Recíproca) no funcionó porque Estados Unidos no quería que eso funcione. Y a quién apoyó Estados Unidos, a su aliado natural, su madre, Gran Bretaña. Bueno, pongo este ejemplo, pero hay muchísimos otros. Los únicos países que quisieron apoyar a Argentina, a pesar de la dictadura militar, uno fue Perú, con Belaúnde Terry y el otro Cuba, el resto de los países se llamaron al silencio. Así que el TIAR, ese tratado de ayuda recíproca no existe, salvo para Estados Unidos. Entonces hay que hacer un frente.

La unidad nuestramericana

Hubo aquí gente aquí de un pensamiento latinoamericano muy fuerte, Fidel, Hugo Chávez…Tenemos que rescatar la figura de Hugo Chávez por su visión Latinoamericana Bolivariana, el caso de Evo Morales en Bolivia, donde comienza a nacionalizar. Ningún país tiene soberanía si no tiene los recursos del pueblo, petróleo y medios de comunicaciones y Evo logró levantar la economía de un país pluricultural lingüístico a través de otra forma. Y por eso, siempre Estados Unidos estuvo conspirando para derrotar a Evo Morales, como lo intentó también con Hugo y ahora con Maduro. Entonces, la único forma de salir de esto es que los países latinoamericanos se puedan unir. Y hoy esto no es posible, porque incluso Alberto Fernández dijo que el único aliado que tiene en el continente es López Obrador, en México. En el resto de los países hay un sometimiento cultural. Por eso siempre hablo de la rebelión cultural.

La necesidad de la rebelión

Esto no se va a resolver, el caso de la deuda la vida de los pueblos, a través de los gobiernos. Salvo gobiernos que sean conscientes. Fíjate: ¿a Lula por qué no lo dejaron volver a ser Presidente y le armaron toda esa situación con el derrocamiento de Dilma Rousseff? Porque era simplemente para sacar del medio a Lula. Esto es lo grave. Porque estas democracias que vivimos son democracias condicionadas y restringidas. Entonces, el pago de la deuda es uno de los grandes mecanismos de dominación de nuestros pueblos y por eso se necesita la rebelión, la rebelión cultural fundamentalmente. Porque si no hay rebelión cultural, no podemos cambiar nada de esto.

El papel de los medios

Otro tema son los medios de comunicación, al servicio de quién están. Muchos son siniestros porque los utilizaron para derrocar a Lula, los utilizaron para derrotar a Dilma Rousseff y lo utilizan los grandes medios de comunicación mundiales porque son parte del sistema de dominación. Entonces, hay que cambiar esto. Me alegro muchísimo porque hemos acompañado desde el inicio a teleSur. Lo hemos hablado mucho con Hugo Chávez, lástima que Hugo Chávez se fue antes de tiempo, porque él quería el Banco del Sur. Y hasta ahora no se pudo concretar esto, porque hay una dominación cultural profunda y hay que despertar. Los pueblos cuando se ponen de pie tienen tienen capacidad de cambio. Por eso estamos pidiendo reuniones a Alberto Fernández, al Banco Central. Para decir: paren, hagan una auditoría de la deuda, es fundamental saber cuál es la deuda legítima y la ilegitima. Los pueblos cuando se ponen de pie, tienen que poder decir basta. Porque si no vamos a tener, después de esta pandemia, más hambre.

La pandemia del hambre

La próxima pandemia es la del hambre y tenemos que recuperar la soberanía alimentaria. La deuda tiene que ver con todo esto, no es solo un problema económico. Es un problema social y político. Te voy a mencionar, siempre lo tengo presente, a Josué de Castro, fue ese gran pensador, un médico, pero que toma conciencia y dice, el hambre es la manifestación biológica de una enfermedad sociológica. Es increíble. Hoy se nos mueren los niños de hambre y de enfermedades evitables. Qué va a hacer Estados Unidos con millones de desocupados. Te estoy hablando de la gran potencia que domina al mundo, qué va a pasar con toda esa gente. Y esa gente tiene que estar en la rebelión social, cultural, política y espiritual. El Papa Francisco cuando plantea la Laudato si´, la protección de la casa común, está advirtiendo sobre todo esto, no es solo un problema ecológico, es un problema social y político lo que hoy estamos viviendo. Y la deuda externa impide que los pueblos tengan los recursos para su vida y desarrollo. Es esto lo que tenemos que pensar, tenemos que cambiar el pensamiento cartesiano por el pensamiento holístico, de saber que todo es un proceso, que tenemos que encontrar salidas humanas para la vida de nuestros pueblos.

-Hablabas recién de la necesidad de combatir esta crisis y también mencionaste a Fidel, un estadista que pensaba a futuro, miraba a cien años. Fidel hablaba de soberanía alimentaria, de crisis civilizatoria y hablaba de un concepto increíble, que era: o esta humanidad se da cuenta de que vamos en el mismo barco y nos tenemos que ayudar entre todos o se hunde y perdemos todos. No es un solo un problema de revoluciones, es un problema de humanidad.

-Hay grandes pensadores en América Latina, que tienen en claro el camino a seguir. Primero, salir de este pozo en el que estamos sumergidos, el de la deuda externa, del sometimiento. Por eso, cuando Fidel convoca en La Habana en 1985, ya advertía: miren, si no se unen, la deuda externa va a fagocitar los bienes y recurso de los pueblos. Con Fidel hemos hablado mucho, incluso hemos ido a la zona de la zafra, y les cuento algo, veía la maquinaria que tenía Fidel allí, era del año 25 o 29, y le pregunto: «decime una cosa Fidel ¿cómo pusieron en funcionamiento todo esta maquinaria que es de museo?», .y Fidel me mira y me dice: «Ah ves, todo este funcionamiento es gracias a los Estados Unidos. ¿Cómo gracias a los Estados Unidos? Mirá, si los Estados Unidos, no nos hubiesen bloqueado, nosotros no desarrollábamos la imaginación y la creatividad. Vas a ver por la calle coches que son del año 20, 25, 30 y 35 y están todo funcionando, es la creatividad del pueblo». Pero Fidel nos marcaba mucho, porque Fidel no era solo un intelectual, era un sabio, era un hombre que veía más allá de las narices. Pero yo recuerdo en una reunión que tuvimos en La Habana, ya Fidel no podía caminar, tenían que ayudarlo, estábamos ahí con Atilio Borón y con Stella Calloni, y Fidel nos dio durante cuatro horas una lección sobre el fracking, qué era el fracking y los daños que eso iba a causar al medio ambiente. Hoy lo tenemos aquí en la Argentina, pero lo tenemos a nivel mundial. La cuestión del medio ambiente, la destrucción de la floresta, toda esta barbaridad que están haciendo de destruir flora y fauna.

Recuperar la casa común

Tenemos que volver a recuperar el equilibro de la Madre Tierra con la necesidad del Ser Humano. Porque el coronavirus, viene del quiebre con el equilibrio de la Madre Tierra. Hay estudios científicos que dicen, que los virus que afectan al ser humano entre ellos el coronavirus, si no restablecemos el equilibrio con la Madre Tierra estamos perdidos. Es lo que dice el Papa Francisco, proteger la casa común, esto lo que tenemos que hacer. Todos estos capitales, todas estas economías ya no van más. Tenemos que buscar la economía social, la economía que tenga un sentido humanitario y no de explotación. La soberanía alimentaria no es de las grandes corporaciones, la soberanía alimentaria viene del pequeño y mediano productor rural y hay que darle los medios para poder extender la economía social. No puede ser una economía de explotación.

La sabiduría maya

Tuve muchas experiencias en América Latina, incluso con los hermanos Mayas en Chiapas, en San Cristóbal de Las Casas, donde iba seguido a verlos. En un momento voy a un encuentro sobre «desarrollo y desarme». Fíjate que se invierte mucho más en el armamentismo que para la vida de los pueblos. Y esto es fatal. Entonces, allí me encuentro con hermanos Mayas y me dicen: otra vez por acá, te vamos a alojar en una de nuestras casas y te vamos a poner una cama. Y les digo, mirá vengo a un encuentro sobre desarrollo y democracia. Recuerdo que en ese encuentro estaba Beverly Keene, y les digo ¿para ustedes qué es desarrollo?. Abrieron grandes los ojos y me preguntaron: Ustedes qué quieren desarrollar, tener más computadoras, más dineros, más carros, más celulares, no no… Mira nos conocemos hace muchísimos años, cómo piensan ustedes el desarrollo. En nuestro idioma no existe la palabra desarrollo. Y qué existe. No no… la palabra desarrollo es un invento de estas sociedades que se dicen civilizadas. ¿Qué piensan ustedes?. Nosotros no tenemos la palabra desarrollo pero si la palabra equilibrio. Equilibro con nosotros mismos, equilibrio con los demás, equilibrio con nuestra comunidad, con nuestros pueblos, equilibrio con la Madre Tierra. Nosotros somos parte de la Madre Tierra no somos los dueños. Equilibrio con el cosmos, porque somos parte del cosmos, somos hijos e hijas de las estrellas. Equilibrio con el cosmos y con Dios ese ser supremo, porque de algún lugar nosotros pertenecemos. Estamos en un proceso de evolución no somos los dueños del universo. Es equilibrio con Dios.

La violencia viene cuando quiebran el equilibrio del ser humano con la vida, con la Madre Tierra. Y hay que recuperar el equilibrio y para eso necesitamos repensar quiénes somos, qué queremos, y adónde vamos. Es el desafío metafísico de todos los tiempos. Tenemos que encontrar respuestas ahí. Y encontrarnos con nosotros mismos, no es la vorágine a la que nos han sometido, de las tecnologías y del tiempo. Hoy tenemos que usar las tecnologías, pero al servicio del ser humano y no del ser humano dominado por las tecnologías.

Los seres humanos, los pueblos, las culturas, tenemos que parar y ser protagonistas y constructores de nuestra propia vida y de nuestra propia historia. Nosotros somos los gestores de la historia porque de eso va a depender la historia que le vamos a dejar a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos. Y no queremos dejarles un mundo de esclavos. Por eso es tan importante el mensaje, lo que nos dejó Fidel, Hugo Chávez, José Martí, los libertadores de nuestro continente, para esto necesitamos vuelvo a insistir, ser rebeldes, si nos inclinamos frente a la injusticia es porque estamos dominados. Tengo esperanza de que lo vamos a lograr.

Un fuerte abrazo y a no dejar de sonreírle a la vida. Asi sea virtual el abrazo.

Fuente: https://www.telesurtv.net/bloggers/Adolfo-Perez-Esquivel-Estados-Unidos-no-tiene-aliados-no-tiene-amigos-solo-piensa-en-intereses-economicos-20200622-0005.html

Por Editor

Deja una respuesta

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com