Declaración Final de la Segunda Asamblea Internacional de Coordinación del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos

Las delegadas y delegados de América Latina, el Caribe y Palestina que se dieron cita en la Segunda Asamblea Internacional de Coordinación del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, Oaxaca, México, el 3, 4 y 5 de diciembre de 2018 declaramos:

Que el final de la segunda década del siglo XXI concluye con una gran arremetida en contra de los pueblos del mundo por parte de las grandes corporaciones, los gobiernos en turno, y asesorados y pertrechados por los complejos industriales militares de Estados Unidos, Canadá, Israel y sus cómplices.

Que en Latinoamérica, el proyecto militarista e intervencionista –y el cual se encuentra en aumento- se refleja en el desarrollo de distintas formas de violencia en contra de los pueblos y en todos los ámbitos de su vida cotidiana. El pueblo organizado, las y los periodistas, las y los defensores de los Derechos Humanos son los principales afectados. La militarización que favorece al neoliberalismo se debe al posicionamiento político de los gobiernos de ultraderecha auspiciados, apoyados y financiados por los Estados Unidos de Norteamérica.

Asimismo, exigimos castigo, para los culpables de los asesinatos y violencia política en contra de las y los líderes políticos en nuestros países. Particularmente señalamos los casos de Santiago Maldonado en Argentina, los 43 de Ayotzinapa en México, Berta Cáceres en Honduras y Marielle Franco en Brasil.

Exigimos prioritaria atención a los casos en Brasil, donde los personeros del gobierno fascista de Jair Bolsonaro han comenzado una persecución a muerte en contra de las y los líderes del movimiento de ese país.

Buscaremos la promoción y defensa de los derechos humanos como herramienta fundamental para la vida de todo ser humano.

Retomaremos con fuerza popular las iniciativas internacionales del ALBA, la CELAC o el Banco del Sur, con el fin de mantener vivas organizaciones que velen por el cumplimento de los derechos humanos en Latinoamérica y el mundo.

Denunciamos que el gobierno de los Estados Unidos es el responsable de las causas que forzan el desplazamiento de migrantes y refugiados por nuestro continente. Esto es una muestra de las crisis que viven estos países y del agotado modelo capitalista, el cual no sólo agota los recursos naturales, sino que baña de desigualdad y pobreza la clase trabajadora y los pueblos indígenas de nuestras tierras.

Alertamos al mundo entero sobre el inicio de una nueva era de conflictos caracterizada por el considerable aumento del desempleo, producto de la robotización de los procesos de trabajo manual e intelectual. Como consecuencia, el trabajo será más precario y más escaso. Convocamos a los pueblos del mundo a organizarse para generar puestos de trabajo, dinamizar la economía, reducir el hambre y la pobreza. La implementación de reformas laborales en Francia, México y Brasil dan una muestra de los daños del sistema económico neoliberal.

Continuamos con nuestra Campaña por un Mundo Sin Muros. Convocamos a los pueblos del mundo a denunciar y activar mecanismos que nos permitan disminuir potencialmente las víctimas del imperialismo fronterizo.
Felicitamos al pueblo Mexicano por la gran jornada cívica, basada en el apoyo de los pueblos, que ha llevado a la presidencia a Andrés Manuel López Obrador y apostamos por el cumplimiento de su promesa Primero los pobres.

PRONUNCIAMIENTOS

o Nos solidarizamos con el heroico pueblo de Venezuela y rechazamos los ataques en contra de su gobierno legítimo. Condenamos los ataques al pueblo financiados por grupos de derecha y organizados por el imperialismo norteamericano.

o Saludamos y nos solidarizamos con los pueblos de Bolivia y con el gobierno de Evo Morales.

o Nos pronunciamos en contra de los asesinatos a lideresas y líderes, defensoras y defensores de derechos humanos, ex-combatientes, familiares y miembros de organizaciones populares en Colombia. Estos hechos atentan contra el proceso de paz firmado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) e impiden la permanencia y continuidad de lo acordado en la mesa de La Habana, lo cual cierra el paso a cualquier confianza necesaria para llegar a acuerdos de paz con el ELN.

o Exigimos la libertad inmediata de los presos políticos y ex–combatientes de las FARC, en cumplimiento del Acuerdo Final por la Terminación del Conflicto Armado y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, firmado por el gobierno de Colombia y dicho movimiento revolucionario.

o Exigimos castigo para los autores intelectuales del asesinato de nuestra hermana Berta Cáceres. Demandamos se investigue y juzgue a la familia Atala, a todos los inversores de la empresa DESA y a los miembros corruptos del gobierno hondureño. No dejaremos de denunciar la actuación del gobierno estadounidense en este crimen.

o Reconocemos la existencia del Estado Palestino como fue resuelto en 1947 por las Naciones Unidas. Apoyamos la lucha por la liberación y soberanía de su pueblo. Entendemos que las políticas de colonización, ocupación y apartheid que Israel realiza en su contra son las mismas que han y siguen afectando a nuestros pueblos en América Latina.

o Apoyamos el llamado desde Palestina por el Boicoit, Desinversión y Sanciones (BDS) contra Israel, y en particular el llamado para un embargo militar. Apoyamos las iniciativas por el fin inmediato de las relaciones militares y de seguridad entre los niveles federal, estatal y municipal de México e Israel.

o Apoyamos y nos solidarizamos con la lucha de los pueblos mapuches y en resistencia al despojo de sus tierras . Exigimos el cese de su persecución y criminalización.

o Demandamos esclarecimiento y castigo a los responsables del vil asesinato al “peñi” (hermano) Camilo Catrillanca, del “lof” (comunidad) Temucuicui asesinado por la policía militarizada chilena.

o Estamos en solidaridad con el pueblo de Brasil y rechazamos el fascismo, racismo y la amenaza a la democracia que representa el gobierno de Jair Bolsonaro. Denunciamos los constantes ataques a nuestros movimientos hermanos de las favelas negras, indígenas campesinas y LGBTQ, entre otras.

o Nos solidarizamos y apoyamos la lucha de nuestras hermanas y hermanos de Guatemala.

– Condenamos los asesinatos de indígenas y campesinos en Guatemala. Responsabilizamos al gobierno de Jimmy Morales por la impunidad ante la red de corrupción y los graves retrocesos en materia de Derechos Humanos debido a la desproporcionada inversión en aparatos militares, el empobrecimiento de la población, y la persecución y criminalización de defensores de derechos humanos por su legítima lucha en contra del extractivismo rapaz. Demandamos justicia para las víctimas de la violencia de estado y la libertad de los presos políticos.

– Exigimos el esclarecimiento del caso de la casa de niñas Virgen de la Asunción, donde 41 niñas murieron calcinadas en 2017. En esta casa 56 niñas denunciaron abuso sexual.

o Nos pronunciamos en contra de la autorización de disparar por la espalda a cualquier persona hecha por el presidente de Argentina Mauricio Macri, que es el reflejo del fascismo de su gobierno.

o Ya es hora que el gobierno de Turquía reconozca que su estado fue responsable del genocidio armenio y de traición, masacres y aplastamiento de las esperanzas pactadas por la independencia del Kurdistán.

– La nación kurda quedó repartida entre cuatro países: Siria, Irak, Irán y Turquía. Es inaceptable que en pleno siglo XXI se haya bombardeado un barrio entero de Diyarbakir quemando familias enteras, pretendiendo negar con ello frente al mundo la existencia de esta nación. Y sin embargo, la lucha Kurda sigue. La fuerza de las mujeres cruza fronteras y nos merece admiración y nuestra solidaridad, ellas, nuestras hermanas, con sus hombres siguen inventando nuevo estado y nuevas formas de poder.

o Condenamos los bombardeos al pueblo yemení y exigimos el fin del bloqueo genocida establecido por Arabia Saudita, el cual limita el abastecimiento de alimentos al pueblo de Yemen. Condenamos el asesinato del periodista saudí Jammal Khashoggi.

o Nos solidarizamos con el vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, y exigimos su liberación inmediata e incondicional.

o Exigimos la libertad inmediata e incondicional del ex-presidente brasileño Luis Ignacio Lula Da Silva.

o Exigimos la libertad de Edwin Espinal, Raúl Alvarez, Gustavo Cáceres, Denis Galeas y Edy Valle, presos políticos hondureños, detenidos en prisión preventiva por oponerse a la reelección ilegítima e ilegal de Juan Orlando Hernández, apoyada por el gobierno de Estados Unidos.

o Exigimos la libertad inmediata de Simón Trinidad, Jesús Santrich y de Sonia.

o Exigimos la libertad inmediata del indígena yaqui Fidencio Pérez Aldama, preso por defender su territorio y su oposición a los gasoductos y proyectos de muerte.

o Demandamos que el gobierno Mexicano exija el fin de la militarización de la frontera entre Estados Unidos y México y condene las órdenes del presidente Donald Trump que facultan a las fuerzas de seguridad en la frontera a disparar en contra de personas del lado mexicano desde los EEUU. Esta medida afecta a personas latinoamericanas, indígenas, afrodescendientes, migrantes y refugiadas.

o Exigimos que el gobierno mexicano demande justicia para José Antonio Elena Rodríguez, asesinado el 10 octubre de 2012 por el agente de la patrulla fronteriza Lonnie Swartz -quien disparó del lado estadounidense de la frontera hacia México en ambos Nogales- y se involucre en la creación de un juicio para el agente responsable. Demandamos que se haga justicia para las 5 personas mexicanas asesinadas en México por agentes de la Patrulla Fronteriza estadounidense.

o Demandamos que el gobierno de México exija al gobierno estadounidense el respeto al derecho de asilo. Pedimos que el gobierno de México respete los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas, y que garantice el acceso al refugio y al tránsito digno. Exigimos que la ONU reconozca la crisis humanitaria en la que se encuentran personas migrantes y refugiadas.

o Condenamos la injerencia estadounidense en los asuntos internos de Nicaragua, país cuyos ciudadanos no están notablemente involucrados en la Caravana Migrante.

o Exigimos un fin al bloqueo estadounidense en Cuba, un país que emprendió las luchas de liberación en toda América.

o Fuerzas militares estadounidenses fuera de Haití, no más bases militares en Latinoamérica.

o Denunciamos que la Caravana Migrante, formada principalmente por los países del triángulo norte de Centroamérica, es el resultado de la intervención política, económica y militar estadounidense en América latina.

o Denunciamos el alarmante incremento de los feminicidios a nivel mundial, consecuencia del capitalismo patriarcal, la injerencia y las guerras hechas por los EEUU en diversos países del mundo. ¡Exigimos el alto a toda esta violencia contra las mujeres!

o Exigimos la detención del responsable del feminicidio de la compañera Yesenia Sánchez San Pablo, asesinada el 15 de noviembre de 2017 en la ciudad de Oaxaca, Oaxaca, México.

o Exigimos el alto a la violencia en contra de la comunidad LGBTQI, que se traduce en constantes asesinatos en muchos países del mundo.

o Estamos particularmente atentos y sensibles frente a las amenazas de que está siendo objeto la constructora de paz, integrante de nuestro Consejo Consultivo del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos ,Piedad Esneda Córdoba Ruiz.

o Nuestro respaldo y solidaridad total para las tres defensoras de derechos humanos indígenas mixtecas de Oaxaca, México: Soledad Ortiz Vázquez, Esperanza Hernández Hernández y Bernardina Santiago López amenazadas de muerte por parte del grupo paramilitar Antorcha Campesina.

o Nos mantenemos pendientes ante cualquier agresión que pueda sufrir la defensora de derechos humanos Daniela González López, quien fue amenazada de muerte el pasado 3 de abril del 2017 por el grupo paramilitar Antorcha Campesina.

o Demandamos la salida inmediata de la ocupación ilegal de 2 hectáreas de tierra por parte de Antorcha Campesina en la comunidad del Ojite Cuauhtémoc, Tlaxiaco, Oaxaca, México. Las tierras fueron invadidas desde el 22 de septiembre del 2018.

o El paramilitarismo es de los estados, que los estados lo acaben. No es comprensible su operación sin la complicidad y anuencia de los funcionarios estatales del más alto nivel. Un ejemplo en México es el grupo paramilitar Antorcha Campesina.

o Exigimos el esclarecimiento del asesinato de Adrián Carmona Cantera, Israel Ramos Ruiz y Eligio Ramos Ruiz, 3 defensores de derechos humanos, de la región zapoteca en la Sierra Sur, Oaxaca.

o Demandamos la presentación con vida de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

o En medio de la grave situación de violaciones a los derechos humanos en México, heredada por los anteriores gobiernos neoliberales, rechazamos los ataques y agresiones, políticas y mediáticas, por parte de los gobiernos de derecha en contra del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Por último decimos, que durante nuestra asamblea logramos hacer un plan de trabajo que contempla la apertura de centros de memoria histórica, el establecimiento de los secretariados técnicos y un programa educativo para la formación de observadores. Asimismo, buscaremos la creación de un protocolo de comunicación y de seguridad que proteja a quienes integramos el Observatorio. A su vez, se integraron para trabajar conjuntamente con el Observatorio el Movimiento Urbano Popular y el Colectivo por la Paz en Colombia desde México, ColPaz.

5 de diciembre de 2018.

Fotos y Declaración: ObservatoriodeDDHHdelosPueblos

 

Pin It

Deja un comentario