Declaración Final de la Reunión Continental de Organizaciones de Paz

Compartimos la siguiente Declaración Final emanada de la Reunión Continental de Organizaciones de Paz adscritas al Consejo Mundial por la Paz (CMP) realizada en Moca, República Dominicana, los días 12 y 13 de septiembre del 2018. En esta reunión participó Alicia Lira, dirigenta en Chile del Observatorio por el Cierre de la Escuela de las Américas y Presidenta de AFEP

Declaración Final de la Reunión Continental de Organizaciones de Paz

La Reunión Continental de Organizaciones de Paz adscritas al Consejo Mundial por la Paz (CMP) correspondiente a la región de Las Américas y El Caribe, sesionó en Moca, República Dominicana, los días 12 y 13 de septiembre del 2018,bajo la presidencia de Socorro Gomes, Presidenta del CMP y el Coordinador Regional Silvio Platero y contó con la participación de  representantes de organizaciones de Paz de 10 países

En esta importante cita bianual, estuvieron presentes líderes y luchadores por la Paz de la Unión Dominicana de Periodistas por la Paz (UDPP), organización anfitriona de la reunión, del Congreso Canadiense por la Paz (CPC), del Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad con los Pueblos (MOPASSOL) de Argentina, del Consejo de Paz de Brasil (Cebrapaz), del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos (Movpaz), el Consejo por la Paz de los Estados Unidos (USPC), del Movimiento Mexicano por la Paz y el Desarrollo (MOMPADE) y del Consejo por la Paz de Guyana. Asimismo se  hicieron presentes delegaciones invitadas de Chile y Puerto Rico.

La reunión aprobó el Informe presentado por el Coordinador Regional que recogió la  síntesis del trabajo vinculado a la promoción de la Paz realizado en el Continente desde la última reunión celebrada en Toronto, Canadá, en julio del 2016 apreciándose que fueron múltiples y diversas las acciones e iniciativas de denuncias y movilización social instrumentadas por  las organizaciones en estos dos años de duro bregar contra las estrategias del imperialismo y sus aliados de la OTAN empeñados en imponer su orden geopolítico y económico a nivel mundial y, en particular, en este Continente.

Cada una de las organizaciones de paz participantes en la reunión presentaron sus respectivos informes sobre el trabajo desplegado en este periodo, en los que se detallaron la labor realizada a favor de la Paz en sus países y a escala continental. 

Asimismo, fue destacada la trascendencia que tuvo, para la articulación de la lucha por la Paz a nivel mundial y continental, la celebración de la Asamblea del CMP en la ciudad de Sao Luis,  Estado Maranhao, en Brasil, en noviembre del 2016, que contó con una amplia representación de organizaciones de varias regiones del mundo que reiteraron la condena al imperialismo y sus aliados de la OTAN y a las agresiones imperialistas en varias partes del planeta.

Esta reunión continental acogió con beneplácito la realización de la Cuarta Conferencia Trilateral de las organizaciones de paz de Norteamérica adscritas al CMP, que realizaron un fructífero balance de las acciones acometidas desde la pasada reunión celebrada también en Toronto, Canadá en Julio del 2016.

En este marco, el Congreso Canadiense por la Paz, el Consejo por la Paz de los Estados Unidos y el Movimiento Mexicano por la Paz y el Desarrollo, adoptaron importantes decisiones dirigidas a mejor articular y coordinar su trabajo y elaboraron y aprobaron las pautas que guiarán sus acciones e iniciativas movilizativas antibelicistas y antiimperialistas desde una región de gran importancia  geoestratégica para los destinos de la humanidad.

Los participantes en la cita continental, constataron la compleja situación internacional que afronta el mundo, por la permanencia y desarrollo de elementos adversos a la paz y a la estabilidad política mundial. En primer lugar, la creciente agresividad imperialista, fortalecida hoy con la presencia de una administración ultra conservadora en el gobierno de Washington que persiste en imponer su dominación mundial mediante fortalecidas políticas de intervención e injerencia en los asuntos de otros Estados, un nuevo proteccionismo en la esferas económico y comercial, que amenaza con el estallido de una guerra comercial con China y un exacerbado chovinismo dirigido a acrecentar el pensamiento hegemónico entre los estadounidenses.  

Constataron que  el modelo existente de desarrollo económico ha sido inefectivo y fallido por lo cual se necesita una estrategia realista, científica y orientado hacia las necesidades e intereses de los pueblos a fin de lograr un desarrollo económico sostenible, con equidad y justicia social.

Asimismo, expresaron su condena al creciente e incesante aumento de los gastos militares de los Estados Unidos y de la OTAN que buscan una superioridad militar, que amenaza extenderse al ciberespacio y que también insiste en la proliferación y modernización del arsenal nuclear.

En tal contexto, el redimensionamiento y la apertura de nuevas bases e instalaciones militares extranjeras en países de varias regiones del mundo, representa un componente fundamental de la estrategia global imperialista de dominación y violatoria a la soberanía de los países donde están enclavados.

Desde esa perspectiva, la permanente amenaza y aplicación de sanciones contra Rusia e Irán se inscribe como parte de esas políticas agresivas que continúan colocando al mundo al borde de una nueva guerra mundial.

La reunión acogió con simpatía y brindó su total respaldo a la creación de una Campaña Global contra las Bases Militares Extranjeras y a la declaración por el CMP del Día Mundial contra las Bases Militares Extranjeras fijado cada 23 de febrero y llamó a la activa  participación de sus Organizaciones en la promoción y participación en todas esas iniciativas.

La primera Conferencia Internacional contra las Bases Militares de EEUU y la OTAN convocada por el CMP a realizarse en Dublin, Irlanda, en noviembre próximo, representará un momento muy significativo  para el movimiento mundial de Paz para articular la lucha global contra la esencia fundacional de la dominación imperialista de EEUU y la OTAN, así como una importante oportunidad para la movilización en torno a la Campaña Global contra esas bases.

Asimismo, los participantes reiteraron el reclamo por el cierre y el desmantelamiento de la OTAN.

También reiteraron su más fuerte condena a las políticas imperialistas en Oriente Medio dirigidas a crear allí una nueva área geopolitica que responda a sus intereses de favorecer a Israel y no propiciar la creación de un Estado palestino con Jerusalén Oriental como su capital, así como lograr la desarticulación de Siria y de la Revolución Islámica en Irán.   

Los lideres y pacifistas presentes en la reunión expresaron su gran preocupación, además, porque en América Latina y El Caribe se extiende y fortalece el cerco imperialista y oligárquico contra los procesos políticos progresistas que por más de una década han llevado innumerables progresos sociales a sus pueblos e hicieron avanzar notoriamente un favorable proceso de integración regional y solidaria sin la participación de los Estados Unidos.

El empleo de métodos abiertos y encubiertos de guerra política, económica y mediática, así como la burda manipulación política de la justicia, son cada vez más frecuentes en los empeños imperiales por desarticular y revertir esos procesos, para lo cual no han excluido la amenaza militar y hasta el intento de magnicidio. No puede excluirse de esta estrategia el fortalecimiento de la capacidad del Comando Sur con su red de bases militares y la reactivación de la IV flota.

En tal sentido, fue expresada la solidaridad más rotunda con los pueblos de Argentina, Brasil, Nicaragua y Venezuela que enfrentan las políticas agresivas del imperialismo y de las oligarquías nacionales que, temporalmente, ocupan los gobiernos de varios de esos países.

En particular, los delegados reclamaron fuertemente la excarcelación del líder del Partido de los Trabajadores de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva y respaldaron su derecho a participar libremente en los comicios nacionales de octubre próximo.

De igual forma exigieron el cese de las agresiones contra la nación Bolivariana y expresaron su más firme repudio al intento de magnicidio contra el Presidente electo democráticamente, Nicolás Maduro Moros.

Expresaron también su firme solidaridad con el pueblo y gobierno de Nicaragua y defendieron su derecho a la paz y a la libre determinación sin injerencia extranjera de ningún tipo.

La asunción en Colombia de un nuevo gobierno conservador, genera expectativas en cuanto al futuro de los acuerdos de paz suscritos por el anterior gobierno y las entonces FARC-EP a tenor con los pronunciamientos realizados por el nuevo gobernante durante la campaña electoral que lo llevó a la Presidencia de la República  Al respecto, la reunión emitió un llamado a las nuevas autoridades colombianas a respetar los acuerdos alcanzados, incluyendo el Acuerdo Étnico, y a detener la brutal persecución y asesinatos de líderes sociales y ex guerrilleros asi como se pronunció por la liberación inmediata de Jesus Santrich  y a proseguir el proceso negociador con el ELN que concluya con la instauración de una paz definitiva y duradera en esa nación.

Con relación a Cuba, los participantes en la reunión, reafirmaron el reclamo mundial por el cese del bloqueo económico, comercial y financiero que por más de 50 años los Estados Unidos ha impuesto contra el pueblo cubano, así como exigieron una vez más la devolución a Cuba del territorio ilegalmente ocupado de Guantánamo.

La reunión regional expresó su solidaridad con el pueblo de Argentina en su derecho legítimo de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur y condenó la incrementada presencia militar británica en esa zona.

Los representantes de las organizaciones pacifistas presentes en la reunión expresaron sus congratulaciones al pueblo de México y mostraron su satisfacción por la victoria alcanzada por la fuerza política progresista MORENA encabezada por el Presidente electo de la nación azteca, Andrés Manuel López Obrador, lo cual abre esperanzas genuinas de cambios sociales a favor de las grandes masas de ese país.

Por otro lado, reiteró la denuncia contra la permanencia de una situación colonial en la subregión de El Caribe y, en particular, en Puerto Rico, que continua sometido a una relación de vasallaje de parte de los Estados Unidos, que se pone en evidencia  en la actualidad, entre otras cosas, en la pretensión de imponer a la Isla una deuda odiosa de $83 mil millones de dólares. Asimismo, se denunció el rol de la Junta de Control Fiscal impuesta por el Congreso de EEUU como una nueva agresión contra el pueblo borinqueño, al tiempo que los delegados brindaron su más amplia solidaridad a la lucha del pueblo puertorriqueño por alcanzar su independencia y soberanía.

Asimismo se exigió la retirada de todas las Bases e instalaciones militares extranjeras existentes en la región.

En los esfuerzos por preservar la paz y la seguridad continentales, la reunión llamó a continuar y profundizar los procesos de negociación bilateral y multilateral en marcha sobre los diferendos territoriales y migratorios que existen en la región.

En el escenario actual de reinstauración conservadora en Latinoamérica y El Caribe, que impone grandes riesgos a la paz y a la estabilidad política en el área, los participantes en la reunión reiteraron la plena vigencia de la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz aprobada por todos los Jefes de Estado y de Gobierno de la región, reunidos en la II Cumbre de la CELAC realizada en La Habana, Cuba, en enero del 2014, cuyos preceptos de respeto a la identidad, independencia y soberanía de todas las naciones , continúan erigiéndose como  bastión político  fundamental para la defensa y la preservación de la Paz en nuestro Continente. 

La reunión tomó nota de la próxima celebración en Cuba de dos eventos internacionales de significativa importancia para la paz en la región en el actual contexto político de enfrentamiento a la nueva estrategia de dominación imperialista: el Segundo Seminario Internacional “Realidades y Desafíos de la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz” que se realizará en La Habana del 19 al 21 de Septiembre del presente año y el VI Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras que tendrá lugar en Guantánamo del 4 al 6 de mayo del 2019. 

De otra parte, acordó solicitar a la reunión del Comité Ejecutivo del CMP a realizarse en Damasco, Siria, los días 26 y 27 de octubre del 2018, que apruebe declarar el 27 de febrero como Día Internacional de Solidaridad con el pueblo saharaui.

Los participantes en este encuentro continental americano de Paz acogieron con beneplácito la intención expresada por el Movimiento Mexicano por la Paz y la Solidaridad (MOMPADE) de considerar la posibilidad de acoger la próxima Reunión Continental en el año 2020 en México, lo cual se informará oportunamente al CMP, a la Coordinación Continental y a las Organizaciones.

Al término de la reunión, los representantes de las Organizaciones de Paz del Continente expresaron su reconocimiento y agradecimiento a la Unión Dominicana de Periodistas por la Paz por su efectivo rol como anfitrión de la cita y por las esmeradas atenciones que junto a las autoridades y al pueblo de Moca, dispensaron a los participantes.      

Moca, República Dominicana, 13 de septiembre 2018

PLAN DE ACCION 2018 2020 DECLARACION FINAL

 

 

 

Pin It

Deja un comentario