Organizaciones realizan Conferencia contra las bases militares de EEUU en el Mundo

Entre los días 12 al 14 de enero de este año se celebrará en Baltimore, Maryland, Estados Unidos, la primera Conferencia Nacional de la Coalición contra las Bases Militares Extranjeras de los Estados Unidos.

En una declaración señalan que la Coalición “Si bien podemos tener nuestras diferencias sobre otros temas, todos estamos de acuerdo en que las bases militares extranjeras estadounidenses son los principales instrumentos de la dominación mundial imperial y del daño ambiental a través de guerras de agresión y ocupación y que el cierre de las bases militares extranjeras de los Estados Unidos es uno de los primeros pasos necesarios hacia un mundo justo, pacífico y sostenible”.

Actualmente, existe unas mil bases militares de los EEUU en el mundo y de acuerdo a la Coalición “estas bases son centros de acciones militares agresivas, amenazas de expansión política y económica, sabotaje y espionaje, y delitos contra las poblaciones locales. Además, estas bases militares son los mayores usuarios de combustibles fósiles en el mundo, lo que contribuye en gran medida a la degradación del medio ambiente”.

Microsoft Word - Resist politicians that follow morally bankruptMike Tork, Veterano por la Paz, y miembro del Consejo de SOAW, indicó a la Revista El Derecho de Vivir en Paz que las “bases militares no nos hacen vivir más seguros, ni tampoco son un elemento disuasivo para ataques futuros.  En realidad, justo lo opuesto.  La presencia de esas bases es causa de un resentimiento profundo, y a veces generan brotes de violencia. Además, es causa de destrucciones  ambientales. Sería negligente, no mencionar el costo que tienen: 150 mil millones de dólares. Puedo pensar en mil millones de ideas de cómo utilizar mejor nuestros  dólares”.

La Conferencia contará con la participación de Ann Wright, Coronel del Ejército de los EEUU, jubilada, ex diplomática, y miembro de  Veteranos por la Paz y CODEPINK; de David Vine, Profesor de Antropología en American University en Washington, DC, y autor de “Base Nation”; y de Ajamu Baraka, candidato del Partido Verde 2016 como vicepresidente de los Estados Unidos; Presidente de Black Alliance for Peace.

conferencia

“Sin bases no hay imperio”

Las bases militares de EEUU en América Latina, sin duda, han jugado y juegan un papel importante para la dominación imperialista.

En Honduras, por ejemplo, se encuentra la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, con más de 800 oficiales y soldados,  la que opera en la Base Aérea Soto Cano, ubicada en el valle de Comayagua.

Recordemos que el 28 de junio del 2009 se produjo un golpe de Estado en Honduras que sacó violentamente del poder al presidente Manuel Zelaya.  Dos de sus cabecillas, el Jefe del Estado Mayor Conjunto de Honduras, Romeo Vásquez y el Jefe de la Fuerza Aérea, General Luis Prince Suazo, habían sido graduados de la Escuela de las Américas del Ejército de los EEUU. 

Se conoció después, mediante el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, que se había usado la base militar estadounidense para sacar por la fuerza al presidente Zelaya del país. Desde entonces, Honduras vive una emergencia en violaciones a los derechos humanos y ausencia de democracia.

En Cuba, y contra la voluntad del pueblo cubano, sigue instalada la Base Militar de EEUU en la Bahía de Guantánamo. Dentro de ella existe una cárcel, por mas de 16 años, donde se mantienen encarcelados a civiles, la mayoría de origen musulmán,  bajo la justificación de la llamada “Guerra contra el Terror”. 

Como señaló SOAWatch en una declaración, “Guantánamo es una prisión que no ha respetado el principio de inocencia y las normas básicas de un debido proceso. La prisión actualmente alberga a 41 prisioneros otros cientos de prisioneros han sido liberados luego de pasar años o décadas en espera de un justo proceso”. 

Finalmente, en América Latina, y de acuerdo a estudios de la periodista Telma Luzzani, hay más de 70 bases militares extranjeras de EEUU en nuestro continente. En palabras de Luzzani: “Sin bases no hay imperio”.

IMG_8413

Foto de Archivo: Protesta en el Fuerte Aguayo, Concon, Chile.

 

Foto de Archivo Periódico Venceremos de Cuba

Foto de Archivo: El MOVPAZ de Cuba realiza, en la ciudad de Guantánamo, el Seminario Contra las Bases Militares Extranjeras. Periódico Venceremos de Cuba

Declaración de la Coalición contra bases militares extranjeras de los EEUU

nobasesNosotros los firmantes, de paz, justicia, organizaciones ambientales y particulares, aprobamos los siguientes Puntos de Unidad y nos comprometemos a trabajar juntos formando una Coalición contra las Bases Militares Extranjeras de los EEUU con el objetivo de concienciar al público y organizar la resistencia masiva no violenta contra bases militares extranjeras estadounidenses.

Si bien podemos tener nuestras diferencias sobre otros temas, todos estamos de acuerdo en que las bases militares extranjeras estadounidenses son los principales instrumentos de la dominación mundial imperial y el daño ambiental a través de guerras de agresión y ocupación y que el cierre de las bases militares extranjeras de los Estados Unidos es uno de los primeros pasos necesarios hacia un mundo justo, pacífico y sostenible.

Nuestra creencia en la urgencia de este paso necesario se basa en los siguientes hechos:

Si bien nos oponemos a todas las bases militares extranjeras, reconocemos que EEUU mantiene el mayor número de bases militares fuera de su territorio, estimadas en casi 1.000 (95% de todas las bases militares extranjeras del mundo).

En la actualidad, hay bases militares de EEUU en todos los países del Golfo Pérsico, excepto Irán.

Además, los EEUU tienen 19 compañías aéreas navales (y 15 más planificadas), cada una como parte de un grupo de huelga de transportistas, compuesto por aproximadamente 7.500 personas y un portaaviones aéreo de 65 a 70 aviones – cada uno de los cuales puede ser considerado una base militar flotante.

Estas bases son centros de acciones militares agresivas, amenazas de expansión política y económica, sabotaje y espionaje, y delitos contra las poblaciones locales. Además, estas bases militares son los mayores usuarios de combustibles fósiles en el mundo, lo que contribuye en gran medida a la degradación del medio ambiente.

El costo anual de estas bases para los contribuyentes estadounidenses es de aproximadamente $ 156 mil millones de dólares.

El apoyo de las bases militares extranjeras estadounidenses drena fondos que pueden utilizarse para financiar las necesidades humanas y permitir a nuestras ciudades y estados proporcionar los servicios necesarios para el pueblo.

Esto ha hecho a los EEUU una sociedad más militarizada y ha llevado a un aumento de las tensiones entre Estados Unidos y el resto del mundo.

Estacionadas en todo el mundo, casi 1000 en número, las bases militares extranjeras estadounidenses son símbolos de la capacidad de los EEUU para entrometerse en la vida de naciones y pueblos soberanos.

Muchas coaliciones nacionales individuales -por ejemplo, de Okinawa, Italia, Corea, Diego García, Chipre, Grecia y Alemania- exigen el cierre de bases en su territorio.

La base que los EEUU ha ocupado ilegalmente durante más de un siglo, es la Bahía de Guantánamo, cuya existencia constituye una imposición del imperio y una violación del Derecho Internacional.

Desde 1959 el gobierno y el pueblo de Cuba han exigido que el gobierno de los EEUU devuelva el territorio de Guantánamo a Cuba.

Las bases militares extranjeras de EEUU no son en defensa de la seguridad nacional de los EEUU ni de la seguridad global. Son la expresión militar de la intrusión estadounidense en la vida de los países soberanos en nombre de los intereses financieros, políticos y militares dominantes de la élite gobernante.

Ya sean invitados o no por intereses nacionales que han acordado ser socios menores, ningún país, ningún pueblo, ningún gobierno puede pretender ser capaz de tomar decisiones totalmente en interés de su pueblo, con tropas extranjeras en su suelo representando intereses antagónicos al propósito nacional.

Todos debemos unirnos para oponernos activamente a la existencia de bases militares extranjeras de EEUU y pedir su cierre inmediato.

Invitamos a todas las fuerzas de paz, justicia social y ambiental a unirse a nosotros en nuestro esfuerzo renovado para lograr este objetivo compartido.

www.noforeignbases.org

No las bases

Microsoft Word - Resist politicians that follow morally bankrupt“Hay unas mil bases del ejército estadounidense repartidas por todo el mundo. El número exacto ni se conoce.  Pero la meta se conoce: es dominación global completa. EEUU quiere controlar los recursos naturales por todo el mundo, y esas bases militares son nada más y nada menos que un paso en aquella dirección.

Esas bases militares no nos hacen vivir más seguros, ni tampoco son un elemento disuasivo para ataques futuros.  En realidad, justo lo opuesto.  La presencia de esas bases es causa de un resentimiento profundo, y a veces generan brotes de violencia. Además, es causa de destrucciones  ambientales. Sería negligente, no mencionar el costo que tienen: 150 mil millones de dólares. Puedo pensar en mil millones de ideas de cómo utilizar mejor nuestros  dólares”.

Mike Tork, Veterano por la Paz, miembro del Consejo de SOAW

Pin It

Deja un comentario