En el Día Internacional del Migrante: Solidaridad y Resistencia

Foto: PUBLICADA POR RADIO COOPERATIVA

Este 18 de diciembre, celebramos el Día Internacional del Migrante. En primer lugar, SOA Watch expresa nuestro amor y solidaridad con todas las personas que se ven obligadas a huir de sus países de origen.

Según el último informe del ACNUR, “Tendencias globales: desplazamiento forzado en 2018“, a fines del año pasado, “casi 70.8 millones de personas fueron desplazadas por la fuerza en todo el mundo como resultado de la persecución, el conflicto, la violencia o las violaciones de los derechos humanos”. El 2018, el desplazamiento forzado volvió a estar en un nivel récord.

Sin embargo, los números no reflejan cómo la situación se ve exacerbada por el creciente poder de la derecha a nivel mundial, el cierre y la mayor militarización de las tierras fronterizas, y la completa falta de responsabilidad por la violencia estatal y las políticas neoliberales son la raíz del desplazamiento forzado de los territorios, de las personas, comunidades y familias.

Hoy, recordamos y apoyamos a todas las personas que son víctimas de estas políticas y estrategias mortales que desarraigan a las personas de sus países de origen y luego las deshumanizan, criminalizan y estigmatizan cuando migran.

Hoy, también denunciamos la estrategia de Prevención a través de la disuasión, que fue implementada por primera vez en 1994 por la administración Clinton para “controlar [las] fronteras de los Estados Unidos entre los puertos de entrada”, obligando a los migrantes a atravesar por lugares más hostiles y peligrosos en condiciones tan horribles que la violencia disuade a las personas de cualquier intento de cruzar.

Esta estrategia declara explícitamente que busca poner a los migrantes en “peligro mortal”, proporcionando el marco para expandir enormemente la Patrulla Fronteriza e imponer elementos disuasorios en forma de puntos de control, torres, muros, helicópteros y armas en vastas áreas del desierto.

Además, Prevención a través de la disuasión fomenta la criminalización de los migrantes forzados a centros de detención con fines de lucro, la separación de los niños de sus padres, la destrucción de la ayuda humanitaria vital y la criminalización de los civiles que brindan ayuda humanitaria a los migrantes y refugiados. Desde su implementación, oficialmente, más de 3,000 personas han muerto en el sur de Arizona desde 2001; sin embargo, el verdadero número de personas que murieron o desaparecieron está más cerca de 10,000 solo en el sur de Arizona.

El mes pasado, la organizadora de base de SOA Watch, Dévora González, escribió un artículo para Jacobin con Azadeh Shahshahani, directora legal y de defensa del Proyecto Sur, describiendo la historia y los resultados atroces de la capacitación estadounidense de agentes estatales latinoamericanos y cómo esta capacitación ahora se está brindando a Agentes del Departamento de Seguridad Nacional de los EEUU. Específicamente el personal de la Patrulla Fronteriza y el ICE, para su uso contra migrantes y refugiados en las fronteras y dentro de los EEUU.

El artículo también destaca cómo en octubre de este año, un contrato confirmó que la Patrulla Fronteriza compró 33 millones de balas de Winchester Ammunition con la posibilidad de comprar más de 330 millones de balas adicionales en los próximos cinco años.

Esto es extremadamente preocupante dado que casi cien personas han sido asesinadas por la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos como resultado directo del uso excesivo de la fuerza en los últimos 15 años. Esto incluye los asesinatos transfronterizos de Sergio Adrián Hernández Güereca, de 15 años, en 2010 y de José Antonio Elena Rodríguez, de 16 años, en 2012; ambos fueron asesinados por agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos que les dispararon desde suelo estadounidense cuando los adolescentes estaban en suelo mexicano.

Es importante tener en cuenta que ni un solo agente de la Patrulla Fronteriza ha sido legalmente responsable de estos crímenes, y un reciente informe del gobierno interno incluso llegó a la conclusión de que la mala conducta criminal de los agentes fronterizos está en su punto más alto en cinco años. La capacitación del personal de la Patrulla Fronteriza y de ICE en Fort Benning, donde opera la Escuela de las Américas, junto con su mayor poder de fuego, exacerbará gravemente la violencia estatal contra los inmigrantes indocumentados y los refugiados en los cruces fronterizos y dentro de los EEUU.

En SOA Watch, sabemos que el resultado del entrenamiento de guerra contra civiles, proporcionado en la Escuela de las Américas (SOA / WHINSEC), son fuerzas de seguridad militarizadas y letales que carecen de supervisión y atacan desproporcionadamente también a las comunidades de color.

Es nuestra obligación continuar resistiendo y ser solidarios con las víctimas de la violencia estatal liderada y sancionada por los EEUU para poner fin a estos atroces patrones de violencia y las estructuras que los sostienen.

Del 27 al 29 de marzo, trabajaremos en colaboración con otras organizaciones para facilitar un fin de semana de paneles y acciones en Tucson, Arizona, en EEUU, para impulsar nuestro trabajo colectivo para desmantelar el imperialismo fronterizo y todas las formas de violencia que amenazan el bienestar y la autonomía de nuestras comunidades y territorios. Enviaremos más información en las próximas semanas.

Esperamos que se una a nosotros en Tucson y en nuestro continuo llamado a la solidaridad con los migrantes de todo el mundo que buscan una vida digna. Juntos, afirmamos el derecho a permanecer en la patria de uno con dignidad, afirmamos el derecho a migrar y afirmamos que ningún ser humano es ilegal. ¡Juntos, continuaremos luchando por un mundo mejor y más justo!

En solidaridad,

Brigitte, Candice, Dévora, Pablo y Roy

SOA Watch

Categories

Pin It

Deja un comentario