El derecho a la paz del pueblo de Siria

siria

El presidente Obama ha manifestado en reiteradas oportunidades que el mundo no puede dejar al pueblo Sirio solo ante los bombardeos químicos del gobierno Sirio. Lo que diga el Consejo de Seguridad de la ONU no tiene para Obama mayor importancia, tam­poco investigar si el gobierno sirio o la opo­sición disponen de armas químicas. El mundo ha reaccionado y hasta los países europeos y miembros de la OTAN. En su mayoría, no es­tán de acuerdo que EEUU ataque a la nación de Siria.

Producto de una negociación impulsada por el gobierno ruso, se solicitó la entrega del arma­mento químico al gobierno Sirio y este estuvo de acuerdo.

De acuerdo a RT, “Rusia y EEUU han acorda­do que deben destruirse todas las armas quími­cas en Siria. Según el canciller ruso, Serguéi Lavrov, existen sospechas de que parte de estas armas peligrosas están en manos de la oposi­ción”.

Gracias a este acuerdo, por el momento, se ha detenido el genocidio yanqui. La Casa Blanca, con su cinismo que la caracteriza, dice que Si­ria ha estado dispuesta a negociar y entregar su armamento químico, gracias a las amenazas de bombardeo.

Por Internet, circulan innumerables videos, algunos bestiales, que muestran lo que los re­beldes están dispuestos hacer: contar cabezas, abrir el pecho a un soldado muerto, sacar el corazón ante las cámaras y morderlo, mostrar cuerpos de niños ancianos y mujeres asesina­ dos en masa, etc. Para nosotros, la política imperialista es muy conocida. El financiamiento y promoción de una larga lista de golpes de Estado en Amé­rica Latina, ya desde los años 50 en adelante. Esta política se empezó a diseñar con la famo­sa frase que dio inicio a la Doctrina Monroe: “América para los americanos”. Obviamente para los yanquis los únicos americanos son ellos.

Recordemos, por favor, las famosas armas de destrucción masiva que nunca existieron en Iraq. Pobre pueblo Iraquí; hoy esta mucho peor que cuando gobernaba el tirano anterior, todo esto gracias a la “cooperación” del gen­darme mundial.

Se hace estrictamente necesario levantar el movimiento de solidaridad con el pueblo Si­rio. No estamos diciendo que hay que apoyar el actual gobierno, esto no lo vemos como nuestro deber. Lo que nos interesa es defender el derecho del pueblo Sirio a vivir en paz y resolver sus problemas como estime conve­niente, sin injerencia extranjera.

Por Ricardo Ventura.

Pin It

Deja un comentario