Por un mundo de paz y respeto a la soberanía de los pueblos

editorial 1 fotoEste año se cumplen 40 años del golpe de estado en Chile. Por supuesto, no fue ni el primero ni el último en el escenario internacio­nal.
Hoy, cuando escribimos estas líneas, por ejem­plo, vemos los esfuerzos de la oposición Vene­zolana, con ayuda de EEUU, por dar un golpe de estado en este país. Y en este caso se utiliza la misma formula que se uso para derribar el gobierno de la Unidad Popular: desabasteci­miento, mercado negro, asesinatos, sabotajes y mucha manipulación de la opinión pública nacional e internacional con el objetivo de justificar este propósito.
A 40 años del golpe de estado en Chile, el que dejó miles de torturados, asesinados y desapa­recidos, tenemos el deber de nunca olvidar que detrás de nuestra tragedia estuvo Estados Uni­dos apoyando, entrenando y financiando a los “golpistas”. El golpe de estado contra Salvador Allende, tuvo el objetivo de proteger los intereses eco­nómicos de la clase dominante chilena, como de las transnacionales, que objetivamente noles convenía, para sus negocios, un gobierno que quería favorecer al pueblo. En la política internacional podemos encontrar muchos otros Chiles donde las transnacionales y Estados Unidos, como el brazo ejecutor, es­tán presionando por mantener su hegemonía y privilegios. Si un país quiere cuidar su sobe­ranía, entonces viene la invasión, la guerra, el golpe de estado, bajo cualquier pretexto.
Esta “Revista Documentos” reúne varios artí­culos e información importante sobre el fenó­meno de la militarización mundial en la actual coyuntura donde sigue la lógica imperial en contra de nuestro derecho a la paz.
Las organizaciones sociales y de derechos hu­manos debemos tener conciencia de esto y por sobre todo oponernos a que siga esta escalada. La apuesta es construir un mundo con justicia social, con paz y multipolar donde todas las na­ciones puedan vivir en relaciones de igualdad, justicia y respeto recíproco.
Pin It

Deja un comentario