Honduras: “La Policía Militar que tiene JOH ha conformado los escuadrones de la muerte”, acusa ex coronel de la policía

Estudiantes y jovenes manifiestan su repudio contra la violencia después de que la niña Soad Nicole Ham Bustillo, de solo 13 años decía a los medios: “Exigimos pupitres y recibimos tiros”. En la noche fue asesinada en el mes de marzo de 2015.  :

Por Dick & Miriam Emanuelsson

  • “Desde la Casa Presidencial se han ordenado asesinatos de gente importante en éste país”: Aldo Oliva, Comisionado de la Policía
  • “Me dijeron que van a meter droga y armas en mi casa para llevarme preso y luego desaparecerme”: Ex capitán de la inteligencia militar, Santos Orellana
  • El Batallón 3-16 sigue vivito y coleando, denuncia la ex comisionada de asuntos internos de la Policía Nacional, María Luisa Borja
  • Denuncia doble discurso de la Embajada de EEUU en relación de DDHH y de las Elecciones

 

TEGUCIGALPA / 2017-12-11 / La ex comisionada de Asuntos Internos de la Policía Nacional, María Luisa Borja, acusa al presidente Juan Orlando Hernández por haber creado, a través del nuevo cuerpo policial-militar, los escuadrones de la muerte, que según Borja, operan y ejecutan asesinatos, crímenes que han aumentado por el Estado de Sitio y el Toque de Queda. Ese nuevo organismo, que posee de 11.000 unidades, “está bajo órdenes directos de Juan Orlando Hernández”, dice en la siguiente explosiva entrevista.

Video-entrevista: 

Descarga el audio:https://app.box.com/s/oy3s1zue8wdsdm82ug8tg4kcl0pxve9n

 

– En nuestro país se reinstauró la Doctrina de Seguridad Nacional que impera en Honduras desde los años 80´ y también durante el golpe de estado, 2009. Ya están ubicando a blancos selectivos para asesinarlos. Ya han asesinado 14 jóvenes que eran líderes en sus comunidades. En la noche, durante el toque de queda, andan vehículos nuevecitos con vidrios polarizados y sin placa, sin ninguna identificación, abordados por uniformados con pasamontañas. Son como delincuentes, porque esos son los escuadrones de la muerte que ha organizado Juan Orlando Hernández con su policía-militar del orden público, dice Borja.

Secuestrado, torturado y ejecutado

Agrega que esta situación es aún más grave que la de los años 80´. Relata de su vivencia en un velorio de un joven que sustrajeron de una manifestación en la colonia Rodas Alvarado. Cuatro elementos vestidos civil pero con portes militar.

– Eran armados e identificaron al joven como líder. Fue sacado de la multitud e incluso les advirtieron a las personas; ¡“nadie se mueva, nadie nos sigan”! Ese joven fue secuestrado el lunes a las 8 de la noche (4 de diciembre, dos horas después que había comenzado el toque de queda). El martes, alrededor a las 2 p.m. de la tarde apareció su cadáver en la colonia Las Uvas con visibles muestras de haber sido torturado.

Cuenta Borja, que cuando la familia quiso interponer la denuncia en la policía de investigación, DPI, le dijeron que mejor que se quedaran callados porque podría peligrar la vida del resto de la familia.

– ¡En qué país estamos! No solo le quitan el familiar sino también les roban el acceso a la justicia. Estamos en una indefensión porque las instituciones del estado son secuestradas.

Durante el periodo presidencial de Juan Orlando Hernández la sociedad hondureña se ha militarizado como en la década de los 80´, acusa la oposición política.



El doble discurso de la Embajada de EEUU

La ex coronel de la policía repudia la política de la Embajada y el Departamento de Estado “por su apoyo al golpe de estado y que ha estado manteniendo a un corrupto narcotraficante”.

– Es un doble discurso, porque se supone que ellos combaten el narcotráfico y la corrupción, y sin embargo abiertamente están protegiendo a un narcodictador que quiere mantenerse en una silla presidencial donde los hondureños no quieren saber nada de él. ¡Que se vaya de este país! Éste pueblo hoy está decidido, que no sigan hurgando con varas cortas al tigre porque no saben lo que somos capaces.

Las órdenes de eliminar los opositores políticos

Aldo Rodolfo Oliva Rodríguez, comisionado “purgado” de la policía nacional, hizo brisar una bomba política el 5 de diciembre. En una entrevista del canal UNE TV apuntó a EEUU por estar detrás de la postulación y reelección de Juan Orlando Hernández en la presidencia. Esto explica un poco la actuación y el respaldo de la embajada estadounidense a las elecciones y su respaldo al Tribunal Supremo Electoral, el ente estatal más desprestigiado en los ojos de los hondureños.

Pero lo más duro en la entrevista fue su declaración sobre la implicación de la Casa presidencial y EEUU en asesinatos selectivos de la oposición popular en Honduras:

– Desde la Casa Presidencial se han ordenado asesinatos de gente importante en éste país. Tengo los documentos. Esta situación no puede esperar. Está la par oscura de la ex potencia más grande del mundo que es Estados Unidos. Los Estados Unidos están interviniendo en esta situación porque no quieren que Nasralla sea presidente. Temen que se vaya al Socialismo Siglo XXI. EEUU está detrás de la reelección de Juan Orlando Hernández.

“Los policías no quieren reprimir al pueblo”

Sus declaraciones coincidían también con la sublevación de los Comandos Cobras, Tigres y la Policía Preventiva, acciones, al  mismo tiempo del Estado de Sitio y la toma del pueblo de carreteras, puentes y barrios en todo el país. Esa situación se volvió explosiva y sacudió al gobierno nacionalista y la embajada estadounidense en Tegucigalpa. Los uniformados rebeldes declaraban que no iban a prestarse para reprimir al pueblo.

Afirmaba también, Aldo Oliva, que sectores de las Fuerzas Armadas están hartos de reprimir al pueblo y que esperaríamos acciones por parte de los militares más delante.

La acusación de narcotráfico contra el hermano de JOH

Otro uniformado que ha hecho tambalear a la Casa Presidencial en la última semana es el ex capitán Santos Orellana Rodríguez. Trabajó por la inteligencia militar del ejército hondureño hasta el año pasado. Hizo declaraciones en donde involucró a Tony Hernández, el hermano del presidente, de estar inplicado en carteles de narcotráfico.

Santos respaldaba sus declaraciones con audios y comunicaciones con agentes de la DEA con los cuales el capitán Santos trabajaba. Los hermanos Hernández han rechazado las acusaciones y Tony Hernández, que también es diputado, dice no temer ninguna investigación por parte de EEUU o las autoridades hondureñas

Inmediatamente fue amenazado a muerte el capitán Santos, amenazas que hizo público durante el 2016. Según él, las amenazas se han intensificado en el último tiempo. Tiene compañeros de armas adentro de las fuerzas armadas que le han advertido que hay un plan de atentar contra él o a su familia.

– También me dijeron que van a meter droga y armas en mi casa para llevarme preso y luego desaparecerme, explicó el excapitán a Univisión.

 

En éste helikoptero se transportaba 600 kilos de cocaina de Colombia y en donde estaría implicado el hermano del presidente, Tony Hernández, acusaciones del ex capitán Santos Orellana (la foto), que ha sido rechazada por el mencionado.

Video: Habla el excapitán Orellana:

María Luisa Borja:

– Definitivamente el capitán Orellana estaba en lo cierto. Hizo las investigaciones y tiene las evidencias de la participación directa del hermano del presidente, Tony Hernández, en actividades de narcotráfico. El problema en nuestro país es que aquí se persigue al que denuncia y no al que cometa los delitos, sobre todo, cuando estas personas tienen poder político y económico. Al hermano le siguen protegiendo y les pregunto a los Estados Unidos; ¿por qué tienen un doble discurso, porqué en nuestro país permiten y protegen a estos individuos que le hace tanto daño a Honduras?

La inteligencia militar, la Guardia Presidencial y Berta Cáceres

Dos meses después que Berta Caceres fue asesinada (2 de marzo, 2016) fue retenido por activistas de Copinh (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras) un infiltrado en la organización llamado “El Oreja”. Había trabajado diez años por la inteligencia militar y al servicio de la Guardia Presidencial. Confesó, ante los líderes de Copinh, que suministraba a sus superiores antecedentes del trabajo, movimiento y planes de la organización de Copinh. Desde esa vez y desde ese interrogatorio, “El Oreja” está desaparecido.

Parece que ¿hay muchas pistas que llegan a la Casa Presidencial?preguntamos a la ex comisionada de asuntos internos de la policía nacional que conoce el caso.

– Es parte de la estrategia de los norteamericanos. Ellos son los que entrenaron a los miembros del fatídico Batallón 3-16, dice Borja.

Plantón convocado por los familiares de los desaparecidos durante la década de los 80 ante la embajada estadounidense en Tegucigalpa. El hombre fuerte en Honduras era entonces el embajador, John Dimitri Negroponte.FOTO: DICK EMANUELSSON

Llega Negroponte a Honduras

El Batallón 3-16 fue constituido en el año 1981 por miembros destacados del Ejército, Policía e Inteligencia. Coincidía con la llegada del nefasto instigador de guerra sucia, el embajador John Dimitri Negroponte. Con él comenzó una militarización de la sociedad hondureña sin precedentes. El presupuesto militar aumento el año 1981 de 3,4 millones de dólares a 77 millones de dólares el año 1984, cuando Negroponte abandonó Honduras. ¡Misión Cumplida!

De los integrantes del 3-16, un grupo de militares/policías fue seleccionado por sus superiores, entre ellos el general Gustavo Álvarez Martínez, fundador del 3-16. El grupo fue trasladado a una base de la aviación norteamericana en Carolina del Sur en EEUU. Ahí fueron capacitados en Guerra Sucia. Los instructores eran estadounidenses y argentinos, expertos en desapariciones, torturas y ejecuciones. En Argentina el escuadrón de la muerte “AAA”,Alianza Anticomunista Argentina, ya había asesinado más de 30.000 opositores a la dictadura militar.

El general Gustavo Adolfo Alvarez Martinez junto con el entonces presidente Roberto Suazo Córdova.

Abatido el General

El 3-16 era (¿o es todavía?) un escuadrón de la muerte, responsable por la desaparición de casi 200 hondureños. Su especialidad era secuestro, ejecución y tortura de personas. En el mes de marzo de 1984, Martínez fue destituido y reemplazado por el general Walter López Reyes. Prosiguió la guerra sucia pero menos visible y más sofisticada.

Martínez fue al extranjero pero volvió desde Miami como pastor evangélico el 9 de abril de 1988. Cuatro días antes el pueblo capitalino había quemado el consulado estadounidense en Tegucigalpa.

Pasaron nueve meses y el 25 de enero de 1989, Álvarez Martínez quiso ir al centro para comprar una Biblia. En una rotonda unos seis supuestos trabajadores de ENEE (Empresa Nacional de Energía Eléctrica de Honduras) abrieron fuego con subametralladoras. En realidad eran guerrilleros delMovimiento Popular de Liberación Cinchonero (MPL-C), una corriente salida del Partido Comunista de Honduras. El cuerpo del general recibió 18 impactos de bala.

El atentado fue realizado por el comando Lempira, de los Cinchoneros que cumplió con “el deber revolucionario de reivindicar a los mártires hondureños y centroamericanos caídos en la lucha por la liberación completa” de Honduras.

“Al perro más flaco se le pegan las pulgas”

María Luisa Borja advierte que hoy el 3-16 sigue vivito y coleando.

– Esa infiltración a los organismos del pueblo (como a Copinh) también son partes de esa estrategia que enseñan en la Escuela de las Américas en EEUU. Estados Unidos están detrás de toda ésta convulsión social que tenemos en este país. Espero que saquen las manos y dejen que el pueblo decida porque es un pueblo soberano, tenemos dignidad y orgullo y no nos vamos a dejar que nos impongan a un narcodictador que continúe dirigiendo o mal dirigiendo los destinos de este país. A los policías-militares de orden público les digo:

– Recuerden que en este país al perro más flaco se le pegan las pulgas. Los que van a ir a la cárcel son ustedes, no van a ser sus jefes, porque no hay pruebas de las órdenes que están recibiendo. Los delitos de lesa humanidad no se prescriben. ¡A ustedes les vamos a perseguir hasta el último día de sus vidas!

Video 1: El pueblo hace correr el ejército en el departamento de Intibucá

La población en Jesús de Otoro, en el departamento de Intibucá se enfrenta y hacer correr el comando del Ejército Nacional de Honduras en protestas en contra el fraude electoral.

https://youtu.be/b-q0sI5S22g

Video 2: ¿Qué hacen miles de sufragios en la tienda del diputado?

Periodistas del periódico El Libertador recibió información sobre decenas de miles de papeletas y urnas electorales escondidas en un local/tienda. El valiente periódico hondureño, cuyo director y colega/esposa fueron víctimas el 24 de agosto, año en curso, de un atentado y heridos gravemente de balas. Dice El Libertador:

“Según una fuente del centro comercial que pidió anonimato, el local es rentado por el diputado y dirigente del partido político “Vamos”, Augusto Cruz Asensio. Intentamos verificar esta in formación pero no obtuvimos respuesta”.

´Vamos´ es un fiel aliado al partido del gobierno. ¿Qué dirá la Fiscalía de Delito Electoral?

 

Leer todo el artículo de los colegas de El Libertador:http://www.web.ellibertador.hn/index.php/noticias/nacionales/2578-urgente-el-libertador-descubre-maletas-electorales-en-centro-comercial

Video: https://youtu.be/02nkRGXbgKQ

AUDIO: ESCUCHA la entrevista con SANDRA ZAMBRANO, abogada de derechos humanos en la Asociación para una Vida Mejor de Personas Infectadas y Afectadas por el VIH/SIDA en Honduras , activista y defensora de los derechos humanos que cuenta como se viven en las últimas horas la crisis de Honduras:

https://www.mixcloud.com/ParqueVida/crece-la-tensi%C3%B3n-en-honduras/

FUENTE: http://dickemahonduras.blogspot.cl/2017/12/honduras-la-policia-militar-que-tiene.html

Pin It

Deja un comentario