Declaración de la CCI * sobre desarme nuclear

gastosCelebramos la adopción del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares en la Conferencia de las Naciones Unidas por representantes de 122 gobiernos, la mayoría de las naciones del mundo.

El tratado estigmatiza aún más las armas nucleares y se compromete a prohibir su uso, amenaza de  uso, desarrollo, prueba, producción, fabricación, adquisición, posesión o almacenamiento de armas nucleares, transferencia y despliegue, contribuyendo así a su total eliminación. Un paso claramente respaldado por el comité del Premio Nobel de la Paz.

El Tratado es una respuesta y un desafío a las naciones del mundo ante la negativa de las potencias nucleares a cumplir con su obligación de no proliferación del Tratado de Armas Nucleares (TNP) de entablar negociaciones de buena fe para la eliminación de sus arsenales nucleares.

Sabiamente la sociedad civil internacional y los gobiernos antinucleares construyeron el apoyo al Tratado, en el curso de tres conferencias internacionales, cambiando el discurso de “seguridad” de poder a un foco sobre las consecuencias devastadoras y totalmente inaceptables humanitarias del empleo intencional, accidental y calculado mal de armas nucleares.

Esto es un momento crítico existencial cuando la gente de naciones de la OTAN puede girar a la humanidad hacia la supervivencia por ganando el apoyo de nuestros gobiernos al Tratado y a la abolición de armas nucleares.

Dos trenes nucleares están corriendo en direcciones opuestas. Con el Tratado, uno corre hacia un mundo libre de armas nucleares. La otra, ahora aumentada por el hecho de que Corea del Norte se ha convertido en un estado de armas nucleares, está gastando fortunas inimaginables para mejorar sus arsenales nucleares homicidas, haciendo amenazas para usarlos y alentando la proliferación de armas nucleares.

Como ha advertido el Boletín de los Científicos Atómicos, el peligro nuclear es mayor ahora que en cualquier otro momento en los últimos sesenta años.

Liderados por los planes de Estados Unidos de gastar 1,2 billones de dólares en una nueva generación de armas nucleares y sus sistemas de entrega, incluidas las armas de primer ataque, cada una de las potencias nucleares está actualizando y / o ampliando sus arsenales nucleares.

Estados Unidos y Corea del Norte han intercambiado amenazas nucleares, incluidos repetidos ataques nucleares simulados de los EEUU contra Corea del Norte.

Con la expansión de la OTAN a las fronteras de Rusia y la superioridad convencional, de alta tecnología y de armas espaciales de Occidente, Moscú ha aumentado su dependencia de su arsenal nuclear.

Nuestro futuro depende de cómo respondan las personas y los gobiernos, y dicta una división mundial del trabajo entre los abolicionistas de armas nucleares.

Alentamos encarecidamente a las naciones que negociaron y votaron a favor del tratado de prohibición a firmarlo y ratificarlo lo más rápido posible. Esto reforzará el impulso creado por su negociación.

Pero ganar la abolición de las armas nucleares requiere construir movimientos de masas, en alianza con otros movimientos sociales, dentro de las armas nucleares y los estados “paraguas”, especialmente las naciones de la OTAN.

Más de doscientos parlamentarios en Italia y muchos otros en los Países Bajos, Bélgica y Alemania han expresado su apoyo al Tratado.

Si uno o dos de estos gobiernos pueden ser movidos por su gente para construir sobre la apertura que proporciona el tratado y hacer caso omiso de las restricciones de su alianza nuclear y potencialmente homicida, la arquitectura nuclear mundial se debilitará y podrá desencadenar una dinámica de desarme global.

Al menos estos países deberían presentar discusiones y propuestas para un giro en la política nuclear de la OTAN en la próxima cumbre en Bruselas, en línea con el nuevo tratado.

Para quienes están en los estados con armas nucleares, el imperativo de la resistencia y la campaña para que sus gobiernos respalden el Tratado de Prohibición, cumplan con los compromisos del Artículo VI del TNP y respeten el derecho humanitario tradicional.

Esto incluye redoblar la educación sobre los costos, preparativos y peligros de guerra nuclear, además de enfatizar los engaños y las deficiencias de la teoría de la “disuasión” nuclear.

Como Frederick Douglas, el abolicionista antiesclavista estadounidense enseñó. “El poder no concede nada sin una demanda. Nunca lo hizo y nunca lo hará”.

No prevaleceremos contra el peligro existencial de la aniquilación nuclear sin acciones visibles, desafiantes y no violentas y la opinión popular movilizada

Atrévete a luchar por un mundo libre de armas nucleares y por la supervivencia humana.

 * ICC – Comité Internacional de Coordinación de la red internacional “No a la guerra – no a la OTAN”

Esta es una traducción del inglés. Puede leer el original en:

https://forocontralaguerra.org/2017/12/09/declaracion-de-la-red-internacional-no-to-war-no-to-nato-sobre-desarme-nuclear-en-ingles/

Pin It

Deja un comentario