Presos palestinos en huelga de hambre

new-poster-hafez-omarEn diversas cárceles del territorio ahora ocupado por Israel, unos 1600 presos comenzaron una huelga de hambre, el 17 de abril pasado, en la fecha en que se conmemora, desde 1974, el Día del Prisionero Palestino. Sus exigencias revelan las inhumanas condiciones a las cuales están sometidos por el Estado ocupante.

Actualmente hay más de 7000 mil secuestrados en las cárceles de Israel, dentro de ellos, 1200 enfermos, 34 discapacitados, 21 con cáncer, otros con hepatitis y 17 con problemas graves al corazón. Entre los detenidos, 600 son bajo figura de detención administrativa, sin juicios ni cargos, mientras otros 13 son diputados, 12 periodistas y 350 niños.

Dentro de ellos, 1600 palestinos iniciaron una huelga de hambre llamada “Libertad y Dignidad”, como motivo de protesta a las continuas violaciones a los derechos humanos.

Sus peticiones:

1.- La instalación de un teléfono público para prisioneros palestinos en todas las prisiones y secciones para que puedan comunicarse con sus familiares.

2.- Visitas

-Restablecer la segunda visita mensual que había sido suspendida por la Cruz Roja.

-Regularidad en las visitas cada dos semanas y no deshabilitarlas.

-Ningún pariente del primer y segundo grado será impedido de visitar a un preso.

-Aumento de la duración de la visita desde 45 minutos a una hora y media.

-Permitir al prisionero tomarse fotos con sus padres cada tres meses

-El tratamiento humano de los familiares que visiten la prisión.

-Permitir hijos y nietos menores de 16 años de edad en cada visita.

3.- Archivo médico

-Cerrar el supuesto “Ramla Prison Hospital” por no otorgar tratamientos necesarios.

-Terminar la política de negligencia médica.

-Realizar exámenes médicos periódicamente.

-Realizar operaciones rápida y excepcionalmente.

-Permitir el ingreso de médicos especialistas internacionales.

-Liberación de prisioneros enfermos, especialmente aquellos con discapacidad y enfermedades crónicas.

-No cobrar al prisionero el costo del tratamiento.

4.- Responder a las necesidades y demandas de las prisioneras palestinas, tanto de transporte privado y de reunión directa sin barrera durante la visita.

5.- Al Bosta [Nota de Resumen: Bosta es el nombre que reciben los vehículos del Estado de Israel destinados a trasladar presos desde las cáceles hasta tribunales u otros lugares. Sus condiciones imponen diversos tormentos y riesgos para los detenidos, como los de asfixia y caídas dentro de éstos.]

-Otorgar trato humano a prisioneros durante sus viajes en bus

-Retornar a los prisioneros a las prisiones desde las clínicas y tribunales, y no dejarlos en los cruces.

-Preparación de cruces para uso humano y otorgamiento de comida.

-Sumar canales satelitales adecuados a la necesidad de los prisioneros.

-Instalación de aire acondicionado en prisiones, especialmente en las prisiones de Megiddo y Gilboa.

-El retorno de cocinas para todos las cárceles y colocarlas bajo la supervisión de los prisiones palestinos.

-La introducción de libros, periódicos, ropa, comida y especiales propósitos de los prisioneros en visita.

-Fin a la política del confinamiento solitario

-Fin a la política de detención administrativa [Nota de Resumen: Esta es una figura jurídica a través de la cual el Estado de Israel ha justificado la detención y encarcelamiento de miles de palestinos por seis meses prorrogables indefinidamente, sin mediar juicio alguno. Hay presos que han pasado más de una década en prisión bajo esta figura.]

-Volver a permitir la educación a través de la Universidad Hebrea Abierta.

-Permitir a los prisioneros presentar los exámenes Tawjihi [de enseñanza secundaria] en la manera formal y acordada.

CARTA DE MARWAN BARGHOUTI A SUS COLEGAS PARLAMENTARIOS DEL MUNDO
Carta del dirigente y parlamentario palestino Marwan Barghouti a sus colegas parlamentarios de todo el mundo sobre la huelga de hambre de los prisioneros en “Batalla por la libertad y la dignidad”.

Estimados colegas parlamentarios:

Si ustedes están leyendo este mensaje ahora, ello significa que la ocupación israelí ha optado por continuar su política de represión y castigo colectivo contra los prisioneros palestinos y la incitación contra ellos, en lugar de responder a sus legítimas demandas, y el hecho de recibir esta carta también significa que ya me encuentro de nuevo en una celda de aislamiento con mis otros colegas que están en huelga de hambre, pero no vamos a estar en silencio, y no nos rendiremos y no se quebrantará nuestra voluntad.

La huelga de hambre de los prisioneros es un medio legítimo y pacífico para confrontar la violación de los derechos de los prisioneros garantizados por el Derecho Internacional, de modo que los prisioneros palestinos viven bajo la opresión de la ocupación, mientras les pertenece el derecho a la protección en virtud del Derecho Internacional Humanitario.

Hemos recurrido a esta huelga tras meses de desgaste de todos nuestros esfuerzos y todos nuestros intentos de conseguir nuestras legítimas demandas relativas a la detención administrativa arbitraria y colectiva de los palestinos, las torturas, las medidas punitivas ejercidas contra los prisioneros y la negligencia médica deliberada, así como la privación de las visitas de nuestros parientes y del derecho a comunicarnos con ellos, y el derecho a la educación, que son los derechos más básicos que deberíamos tener.

Estimados colegas y amigos:

Estimo mucho su solidaridad con sus colegas parlamentarios prisioneros palestinos, así como, agradezco a los parlamentos de todas partes del mundo por su apoyo al pueblo palestino y sus derechos, incluyendo el derecho a la autodeterminación, el fin de la ocupación brutal, lograr una paz justa e integral, de acuerdo con las resoluciones de la legalidad internacional.

Sin embargo, Israel continúa deteniendo a parlamentarios palestinos, y yo fui el primer parlamentario palestino detenido en el 2002. Desde entonces, el Estado sionista ha detenido a 70 parlamentarios más, es decir, más de la mitad de los miembros del Consejo Legislativo Palestino, 13 de ellos todavía están en las cárceles israelíes, hecho que se considera un insulto para todos los parlamentarios, la democracia y los derechos humanos, y se considera también una afrenta a la libertad y la justicia, por lo que debemos responder contra estos hechos.

El destino de los parlamentarios palestinos es el destino de las personas que representan. La ocupación israelí ha detenido a 800 000 mil palestinos en 50 años, lo que equivale al 40% de los varones en el territorio palestino ocupado, 5 600 de ellos siguen en las celdas de la ocupación. Para Israel todos nosotros somos condenados y nuestra acusación no declarada es: nuestro deseo de libertad, nuestra sed para lograr la libertad y nuestra lucha por ella.

La ley israelí permite el colonialismo, el castigo colectivo, la discriminación racial y el apartheid, ¿Es normal que quienes apoyaron estas leyes no sean cuestionados? Unos parlamentarios israelíes incitaron para detenernos, apoyaron y alentaron esa decisión. Mírenlos, que se sientan entre ustedes en los foros parlamentarios internacionales, mientras nos impiden y nos prohíben hacerlo a nosotros.

Igual, respecto a los tribunales israelíes, que son parte de esta ocupación militar colonial que siempre ha tenido como objetivo apoderarse de nuestra tierra, reemplazar nuestro pueblo y erradicar nuestras raíces. Y al contrario de las afirmaciones de los tribunales israelíes, que son infundadas, nosotros tenemos las evidencias y datos, estos tribunales militares condenaron a los palestinos con una proporción que llega hasta el 90-99%.

Vuelvo a decir: esto es un apartheid judicial que condena la presencia y firmeza palestina y al mismo tiempo da inmunidad a los israelíes que cometen crímenes contra nuestro pueblo.

Como bien saben, he sido condenado por un tribunal israelí al que me niego reconocer, así como me niego a reconocer su legitimidad, sobre todo, porque solo por el hecho de ser representante de un pueblo que yace bajo la ocupación, fui condenado a cinco cadenas perpetuas y a cuarenta años, acusado de “terrorismo”, en una farsa de juicio político según el testimonio de los observadores internacionales. Ningún país sobre la faz de la tierra habría aceptado semejante sentencia, ya que ese tipo de condenas le corresponden a los líderes de los movimientos de liberación en las diferentes latitudes del mundo, y a lo largo de la historia el tribunal en el proceso de Rivonia que sentenció a Nelson Mandela a cadena perpetua, no logró despojarlo ni a él ni a la lucha de su pueblo de su legitimidad, más bien contribuyó a deslegitimar al régimen del apartheid que emitió la sentencia despótica en su contra.

Por esta razón, Ahmad Kathrada, símbolo de la lucha contra el apartheid y compañero de Mandela, ha lanzado una campaña internacional por la Libertad de Marwan Barghouti y de todos los prisioneros palestinos, y fue él quien puso en marcha la campaña por la libertad de Mandela, antes de que este pasara 26 años en las cárceles del apartheid, y por tal razón se puso en marcha la presente campaña desde la celda de Nelson Mandela en la isla Robben. Cabe señalar que se han incorporado a esta campaña internacional 8 titulares del Premio Nobel de la Paz, ciento veinte gobiernos, cientos de parlamentarios, líderes, académicos, artistas, intelectuales y organizaciones de la sociedad civil. Los portadores de los Premio Nobel de la Paz, los parlamentarios y los parlamentos, decidieron nominarme para el Premio Nobel de la Paz en apoyo a la lucha de nuestro pueblo palestino por la libertad.

Los prisioneros palestinos siempre han sufrido de la injusticia y de la opresión, pero en los últimos años las autoridades ocupantes han privado deliberadamente a los prisioneros hasta de sus derechos obtenidos anteriormente mediante huelgas de hambre, por tal motivo teníamos que hacer frente a esta escalada de castigos contra los prisioneros y sus familiares. Hemos decidido iniciar esta huelga porque Israel no nos ha dejado otra opción, los palestinos siempre se han visto obligados a sacrificarse a fin de obtener derechos elementales que se supone deben disfrutar, pero estos les han sido negados, al igual que a los prisioneros palestinos.

Le hemos puesto “libertad y dignidad” como nombre a esta huelga, porque la libertad y la dignidad palpitan en el corazón de nuestros pueblos y residen en su conciencia, hemos sufrido a lo largo de setenta años y seguimos esforzándonos por lograr nuestra libertad y preservar nuestra dignidad; y sabemos que la libertad y la dignidad tienen un eco que resuena en todos los rincones del mundo, en la historia de la humanidad y en la historia de la lucha contra todas las formas de opresión y esclavitud; la libertad y la dignidad son valores humanos fundamentales y solo su logro permite obtener la paz; porque la paz no se puede conquistar entre opresor y oprimido, y porque la paz no se puede alcanzar cuando hay injusticia y despotismo, así como no puede haber paz entre el prisionero y su carcelero, solo la libertad es el camino que conduce hacia la paz.

Les hago un llamado y un ruego, para que alcen la voz por todos aquellos que Israel intenta silenciar; les hago un llamado por una expresión de dignidad por aquellos que han sido abandonados en la penumbra de las celdas para que sean olvidados, los invito a apoyar las demandas justas de la huelga de los prisioneros palestinos y garantizar el respeto por el Derecho Internacional que avala sus derechos, les hago un llamado para apoyar la libertad y la dignidad del pueblo palestino a fin de lograr la paz.

Algunos pueden creer que este es el fin y que nosotros pereceremos aquí en este confinamiento solitario, pero yo sé que a pesar de este aislamiento cruel no estamos solos, sé que millones de palestinos y otros en diferentes lugares del mundo están con nosotros respaldándonos y les digo a todos que tendremos un encuentro, así como tendremos una cita con la libertad.

Marwan Barghouti

JUSTICIA Y LIBERTAD PARA LOS PRISIONEROS POLÍTICOS PALESTINOS!

Marc Rudin | The Palestine Poster Project Archives

 

1420_pppa

 

 

02112

 

 

pflp_rudin_saadat_pppa

PPPA_01466

 

 

rudin_camenish_pppa

Pin It

Deja un comentario