Carta al Presidente sobre Venezuela

Por Julio Yao Villalaz

“Nos dominan más por la ignorancia que por la fuerza” – Simón Bolívar.

solEl 5 de abril le hicimos llegar al Presidente Juan Carlos Varela una Carta Abierta sobre Venezuela, suscrita por organizaciones y  ciudadanos panameños y extranjeros, de la cual no ha dado cuenta nuestra prensa escrita.

Paradójicamente, sólo el Post Antillano, de Puerto Rico, la publicó inmediatamente, dándonos sus intelectuales y periodistas un digno ejemplo de independencia (http://elpostantillano.net/politica/19141-julio-yao-villalaz.html).

¿Por qué paradójicamente?  ¿Por qué independencia?  Porque Puerto Rico no la tiene y por eso se la valora más.  Sería un  grave riesgo para un portorriqueño divulgar, por ejemplo,  los objetivos del Comando Sur de desestabilizar y encabezar una invasión a Venezuela (http://globovision.com/article/venezuyela-rechaza-comunicado-emitido-por-el-comando-sur-de-ee-uu).

Al Comando Sur se le  suma la derecha golpista, que admite el reclutamiento de terroristas, el soborno a militares, el pago a mercenarios, para crear la violencia, el caos y la “necesidad”  de tumbar al gobierno (http://consuladodevenezuela.es/contenido.php?idNot=8397).

La Carta le solicita al Presidente que Panamá respete el principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados y rechace, por ende, la acción injerencista de la OEA en asuntos internos de Venezuela conforme al Artículo 19:

“Artículo 19 Ningún Estado o grupo de Estados tiene derecho de intervenir, directa o indirectamente, y sea cual fuere el motivo, en los asuntos internos o externos de cualquier otro. El principio anterior excluye no solamente la fuerza armada, sino también cualquier otra forma de injerencia o de tendencia atentatoria de la personalidad del Estado, de los elementos políticos, económicos y culturales que lo constituyen.” 

La Carta afirma que la OEA no puede condenar a Venezuela por ninguna acción que su gobierno tome bajo su soberanía y su constitución ni  puede sin su consentimiento,  “enviar misiones  internacionales a ese país como no sea para propiciar una solución pacífica entre sus ciudadanos sin injerencias externas”.

Según la Carta: “Los panameños no olvidamos que fue precisamente la intervención de la OEA en un asunto interno de Panamá lo que abrió el camino de la desestabilización, la intervención y la invasión de EE.UU. a nuestro país el 20 de diciembre de 1989.”

“En mayo de 1989, cuando se cumplían cuatro años de intervenciones para derrocar al gobierno y eliminar al general Manuel Antonio Noriega, sin que nunca la OEA hubiese protestado, el organismo decidió, en violación del Artículo 19, que la oposición (Endara-Arias Calderón-Ford) había ganado las elecciones, a pesar de que habían sido anuladas por  el Tribunal Electoral tras demostrarse que EE.UU. las había intervenido a través del financiamiento a la oposición (diez millones de dólares) y de agentes de la inteligencia capturados in fraganti (Caso Kurt Muse).”

Tampoco olvidamos que EE.UU. interfirió las elecciones a través de emisoras desde Costa Rica ni que las hordas invasoras juramentaron bajo su bandera al régimen de ocupación en una base militar.

La manipulación y el entreguismo  de la OEA quedan al descubierto cuando el organismo no actúa si no es impulsado por sus patrones (el 70% de su presupuesto es financiado por EE.UU.).

Los signatarios de la Carta son de variada índole ideológica, cuyo único común denominador es su firme adhesión al derecho internacional.

Por eso es un honor que mi nombre aparezca junto a los siguientes: Juan Carlos Mas, médico; Moravia Ochoa, poeta;Roberto Bruneau, Pastor; Arysteides Turpana. Poeta y lingüista; Jorge  Egberto Macías  Jaramillo, Médico Cirujano; Rebeca Yanis Orobio, socióloga, docente e investigadora; Filiberto Morales, Director del Instituto de Estudios Nacionales; Franklin Ledezma Candanedo, periodista.

Claudia Figueroa, periodista alternativa; José Dídimo Escobar Samaniego, abogado y dirigente político;  Moisés Carrasquilla Coordinador del Partido del Pueblo; Jorge González, activista; René Bracho, economista; Mgtr.Carlos Bichet, abogado y profesor;  José de la Rosa Castillo, profesor de Relaciones Internacionales.

Arturo Nieves,  Programador de Computadoras; Mgtr.  Antonio Chang K., abogado ambientalista; Cesar Del Vasto, Historiador; Danae Brugiatti, periodista; Pablo Martínez, abogado, Coordinadora Victoriano Lorenzo (CVL); Pedro Silva, periodista, Movimiento Estudiantil C.A.O.S.

María Muñoz, Coordinadora Campesina por la Vida; CONADESOPAZ – Consejo Nacional de la Soberanía y la Paz; Red Bolivariana “Victoriano Lorenzo”; Comisión Anti Bélica de Panamá; Movimiento Patriótico Estanislao Orobio Williams;  Movimiento Patria.

Pablo Ruiz, periodista y Coordinador para América Latina del Observatorio de la Escuela de las Américas, SOAWatch (Chile); Winston Orrillo, poeta, Premio Nacional de Cultura (Perú);  Red en Defensa de la Humanidad (2013); Asociación Americana de Periodistas Bolivarianos, Capítulo de Panamá – AAPBCAP; Prensa Universitaria Internacional (PUI).

La Carta aún está abierta a adhesiones (julioyao1@gmail.com).

* El autor es Analista Internacional, ex Asesor de Política Exterior y escritor.

Carta Abierta al Presidente de Panamá sobre Venezuela

Las organizaciones y ciudadanos firmantes le solicitamos respetuosamente al Presidente Juan Carlos Varela que, con obediencia al principio de No Intervención en los asuntos internos de los Estados, Panamá rechace la acción de la OEA,  tendiente  a contrarrestar lo que se ha calificado como una ruptura democrática y constitucional  en la República Bolivariana de Venezuela.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de ese país suspendió a la Asamblea Nacional por desacato y asumió  sus funciones en vista de que la misma no cumplió su mandato  de separar a tres diputados cuyas elecciones estuvieron plagadas de irregularidades.

El problema suscitado constituye un asunto de competencia exclusivamente interna de Venezuela conforme a la Carta de la OEA y a la Constitución de ese país, que otorga  facultades a la Sala Constitucional del TSJ para resolver diferencias o conflictos que se susciten entre los órganos del Estado.

Por lo tanto, sin inmiscuirnos en el debate que sólo incumbe al pueblo y el gobierno de Venezuela, advertimos al señor Presidente la importancia de que Panamá, en cumplimiento de su deber constitucional de acatar las normas de Derecho Internacional Público, acate el Artículo 19 de la Carta de la OEA, que es del tenor siguiente:

“Artículo 19 Ningún Estado o grupo de Estados tiene derecho de intervenir, directa o indirectamente, y sea cual fuere el motivo, en los asuntos internos o externos de cualquier otro. El principio anterior excluye no solamente la fuerza armada, sino también cualquier otra forma de injerencia o de tendencia atentatoria de la personalidad del Estado, de los elementos políticos, económicos y culturales que lo constituyen.” 

En consecuencia, la OEA no puede condenar a Venezuela por ninguna acción que tome bajo su soberanía y, por ende, no puede enviar misiones  internacionales a ese país como no sea para propiciar una solución pacífica entre sus ciudadanos sin injerencias externas. 

Los panameños no olvidamos que fue precisamente la intervención de la OEA en un asunto interno de Panamá lo que abrió el camino de la desestabilización, la intervención y la invasión de EE.UU. a nuestro país el 20 de diciembre de 1989.

En mayo de 1989, cuando se cumplían cuatro años de intervenciones de EE.UU. para derrocar el gobierno nacional y eliminar al general Manuel Antonio Noriega, sin que nunca la OEA hubiese protestado por ello, el organismo regional decidió, en violación del citado Artículo 19, que la oposición (Endara-Arias Calderón-Ford) había ganado las elecciones, a pesar de que habían sido anuladas por  el Tribunal Electoral tras demostrarse que EE.UU. las había intervenido a través de financiamiento a la oposición y de agentes de inteligencia que fueron capturados in fraganti.

Los firmantes de esta Carta Abierta  le solicitamos al señor Presidente que Panamá respete y pida que se respete la soberanía de Venezuela para que sean exclusivamente sus ciudadanos quienes emprendan,  sin injerencias externas, un diálogo  amplio, positivo e incluyente que garantice la independencia, la paz, el respeto  a la Constitución y el progreso del pueblo.

Resulta paradójico que  Venezuela, el país que obtiene los más  altos niveles de Desarrollo Humano según las Naciones Unidas, cuyos gobiernos han sido los más democráticos en el Continente Americano, sea objeto de expulsión mediante una Carta Democrática  que ampliamente es más aplicable a la mayoría de los gobiernos, que hoy intervienen en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela.

ADHESIONES DE PANAMÁ:

Julio Yao , Analista Internacional, poeta, profesor de Relaciones Internacionales, ex Asesor de Política Exterior (CIP  2-42-718).

Juan Carlos Mas, médico y profesor universitario (CIP 8-92-673).

Moravia Ochoa, poeta y promotora cultural.

Roberto Bruneau, Pastor y Defensor de Derechos Humanos (CIP 3-46-339).

Jorge  Egberto Macías  Jaramillo,  Médico Cirujano  con Post  Grado en:   Pediatría,  Medicina  de  Adolescentes  y  Psicoterapeuta Gestalt. (CIP 2-75-23).

Rebeca Yanis Orobio, socióloga, docente e investigadora, Movimiento Patriótico Estanislao Orobio Williams (CIP 8-345-51).

Filiberto Morales, Director del Instituto de Estudios Nacionales, Universidad de Panamá.

Franklin Ledezma Candanedo, periodista (CIP 4-71-69).

Claudia Figueroa, periodista alternativa.

José Dídimo Escobar Samaniego, abogado y dirigente político (CIP 7-84-41).

Moisés Carrasquilla Coordinador del Partido del Pueblo.

Jorge González, Movimiento Patria (CIP 8-482-942).

René Bracho, economista (8-782-2128).

Mgtr.Carlos Bichet, abogado y profesor, Derecho Constitucional (CIP 8-798-14).

José de la Rosa Castillo, docente universitario de Relaciones Internacionales.

Arturo Nieves (CIP 8-790-1818),  Programador de Computadoras.

Mgtr.  Antonio Chang K., abogado ambienalista (CIP 8-349-255).

Cesar Del Vasto, Historiador.

Danae Brugiatti, periodista y activista social.

Pablo Martínez, abogado, Coordinadora Victoriano Lorenzo (CVL) (CIP 8-396-552).

Pedro Silva, periodista, luchador social, Movimiento Estudiantil C.A.O.S. (CIP 8-759-1986).

ORGANIZACIONES PANAMEÑAS:

María Muñoz, Coordinadora Campesina por la Vida.

CONADESOPAZ – Consejo Nacional de la Soberanía y la Paz.

Red Bolivariana “Victoriano Lorenzo”, Héroe de la Revolución Libertaria.

Comisión Anti Bélica de Panamá.

Movimiento Patriótico Estanislao Orobio Williams.

Movimiento Patria.

 

ADHESIONES INTERNACIONALES:

Pablo Ruiz, periodista, Coordinador para América Latina de SOAWatch (Chile).

Winston Orrillo, poeta, Premio Nacional de Cultura (Perú).

Asociación Americana de Periodistas Bolivarianos, Capítulo de Panamá – AAPBCAP.

Red en Defensa de la Humanidad (2013).

Prensa Universitaria Internacional (PUI).

 

Pin It

Deja un comentario