Pastores por la Paz enfrenta embestida a la solidaridad

Foto: Juan Antonio Borrego

Foto: Juan Antonio Borrego

A pesar del nuevo enfoque sobre Cuba que tienen muchos sectores norteamericanos, no toda esta atención ha beneficiado a la Isla o a sus amigos

Durante un cuarto de siglo, la organización IFCO/Pastores por la Paz ha donado a Cuba (y a muchas otras naciones) múltiples caravanas cargadas con todo tipo de insumos: medicamentos, vehículos, material escolar…

Lo hacen —según Gail Walker, directora ejecutiva de esa organización— como una expresión de amor y solidaridad con el pueblo cubano, y en oposición al bloqueo.

Lo hacen, además, sin fines de lucro. Y como tal lo había reconocido el gobierno de Estados Unidos: “como una organización que recauda dinero o lleva a cabo acciones por una causa específica o una serie de causas”

Esta condición liberaba a Pastores por la Paz del pago de impuestos.

Por eso —subrayó Walker en entrevista con  la periodista Rosa Miriam Elizalde, del sitio Cubadebate—, parece no tener sentido que por nuestro trabajo con Cuba, el Servicio de Rentas Internas (IRS por sus siglas en inglés) quite nuestro estatus como organización sin fines de lucro.

Pensábamos que el Presidente, dada su oposición al “embargo”, respetaría la obra de IFCO/Pastores por la Paz. Pero la realidad es que, a pesar del nuevo enfoque sobre Cuba que tienen muchos sectores norteamericanos, no toda esta atención ha beneficiado a la Isla o a sus amigos. Tenemos que reconocer que en Estados Unidos persiste una campaña cuya intención es socavar a Cuba y sus principios revolucionarios, dijo.

Si el IRS logra quitarnos ese estatus —explicó Walker—, nuestra organización tendrá que pagar impuestos sobre los ingresos que recibe de los donantes, por lo cual verá su presupuesto y habilidad de sobrevivir impactados negativamente.

Agregó que, además, algunos donantes reducirán sus aportes o dejarán de hacerlos si no pueden recibir los beneficios que tiene, bajo la ley, la contribución humanitaria: eximirlos de pagar impuestos al gobierno por esta causa.

Igualmente, los proyectos que auspiciamos fiscalmente tendrán que buscar otros auspiciadores que tengan su estatus intacto, expresó.

Por eso, hemos pedido a nuestra red de apoyo que nos ayude con una serie de cosas. Entre ellas, la firma de una petición digital al Presidente Barack Obama, al Comisionado del IRS, John Koskinen, y a una decena de miembros del Congreso que han mantenido posiciones progresistas y se han declarado a favor de mejorar las relaciones con la Isla.

Es nuestra esperanza que, si tenemos un gran número de firmantes, se logrará mantener la denuncia a este ataque sin sentido sobre la mesa de muchos legisladores que ya han abogado por el fin del bloqueo.

Sin embargo,—afirmó— sin importar los castigos que nos imponga el gobierno norteamericano, estaremos siempre del lado de quienes sufren, y continuaremos firmes en nuestra misión: asistir a los despojados y luchar contra las injusticias humanas y de derechos civiles.

LA RESPUESTA DE CUBA

Cuba, lógicamente, no tardó en manifestar su apoyo a Pastores por la Paz.

Así, el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) hizo público su rechazo a esta situación, y convocó “a todos los amigos del mundo a sumarse al apoyo solidario hacia esta organización hermana”.

“Nos solidarizamos con nuestros hermanos de IFCO/Pastores por la Paz, que (…) han promocionado proyectos sociales-co­munitarios en defensa de las clases pobres dentro y fuera de los Estados Unidos y han desafiado al bloqueo que impone este gobierno a nuestro país por más de 50 años, señala el comunicado, publicado en el sitio digital del ICAP.

Agrega que organizaciones como esta “son necesarias en este mundo marcado por la guerra y las injusticias sociales”, y que “un ataque contra IFCO es un ataque en contra de la Solidaridad”.

Precisamente, uno de los sectores más beneficiados por IFCO/Pastores por la Paz ha sido la educación, concentrado en los últimos años en la entrega de útiles escolares, según declaraciones a Granma de Cira Piñeiro Alon­so, viceministra primera del sector.

Agregó que la educación técnica pro­fe­sio­nal ha recibido materiales de apoyo al aprendizaje, instrumentales y herramientas para el desarrollo de habilidades en las escuelas de oficio;  mientras, la educación especial se ha visto favorecida con la donación de ómnibus escolares.

Además, figuran entre los aportes libretas, papeles de colores, lápices, crayolas y juguetes para círculos infantiles.

Según Piñeiro, estos recursos han permitido al Estado cubano paliar las limitaciones impuestas por el bloqueo que limitan la ad­quisición de materiales imprescindibles para la enseñanza, por lo que la educación cubana se suma al agradecimiento y las muestras de solidaridad con la causa de los Pastores por la Paz.

Fuente: http://www.granma.cu/cuba/2016-08-29/pastores-por-la-paz-enfrenta-embestida-a-la-solidaridad-29-08-2016-23-08-28

Pin It

Deja un comentario